Viernes, 22 de febrero, 2019 | 6:10 pm

Dieta de las 1,300 calorías apuesta al balance

Integral. Este plan nutricional permite consumir diversos tipos de alimentos. Método. Su éxito radica en comer siempre una cantidad de comida suficiente para no tener hambre.

dieta-finalp01


SANTO DOMINGO.-Cuando el cuerpo ha excedido la proporción normal del peso, que debe ser según la edad y estatura, evidenciándose en el aumento de masa muscular, la báscula entonces ha ganado terreno.

Para bajar esos números es necesario hacer un plan nutricional adaptado a las necesidades de cada paciente, tomando en cuenta los gustos particulares para recuperar el equilibrio.

Una dieta que puede ocasionar una pérdida del 8% del peso inicial en cuatro meses, dependiendo de cada individuo, es la de las 1,300 calorías, que es el tope calórico suficiente para asegurar los nutrientes básicos al organismo.

De acuerdo al nutriólogo clínico, especialista en medicina estética y ‘antiaging’ Rafael Santos Pelegrín, este plan mezcla diferentes tipos de alimentos, como frutas, vegetales, carnes, frutos secos y pastas.

“Su éxito radica en comer siempre una cantidad de alimentos suficientes para no tener hambre y que a la vez sea una dieta balanceada, pero de bajo valor calórico y alto poder saciante. Esto permite sentirse satisfecho y a la vez adelgazar”, dice.

Aprenden a comer

Destaca que sus pacientes aprenden a llevar un estilo de vida más saludable, pues esta dieta les permite bajar de peso, aprendiendo a comer variado y a tener control de ciertas cantidades dependiendo del tipo de alimento, lo que va a asegurar los resultados en la reducción de peso.

El éxito no se mide en kilos perdidos, sino en adherencia al tratamiento y capacidad de cambio de estilo de vida, que es lo que a la larga evitará un nuevo aumento de peso.

Afirma: “La genética de obesidad no cambia en ningún paciente. Nuestro mayor objetivo con cada paciente, aparte de que entre en un peso y porcentaje de grasa adecuados, es lograr cambiar su estilo de alimentación por una más saludable, aprendiendo a hacer un balance de alimentos durante su ingesta diaria”.

Bien balanceada

Explica: “Esta dieta contempla consumir alimentos de diferentes grupos, los que no se pueden ingerir son las carnes rojas con mucha grasa, comida sintética, las frituras, ni condimentar mucho o abusar de la sal y azúcar.

Los efectos nocivos del azúcar van más allá del simple hecho de ganar peso: puede perjudicar gravemente tu salud metabólica y aumentar el riesgo de todo tipo de enfermedades”.

Dependiendo del peso de cada paciente y su condición de salud de base se distribuyen estos alimentos, pero expresa que el primer paso que se realiza antes de iniciar el plan es la evaluación del mismo.

Las pruebas de laboratorio son para conocer su condición de salud y los niveles hormonales, ya que a veces hay un problema de fondo que cause su problema de obesidad.

Santos Pelegrín, quien también es experto en medicina regenerativa, dice que con esta se logra un buen balance de vitaminas y minerales, además de una porción adecuada de proteínas, para que el paciente acelere el metabolismo.

Asegura que el que se plantee como reto hacerla, bajará de peso y desintoxicará su organismo, sin riesgos ni complicaciones.

Refiere: “Con esta plan nutricional, desde la primera semana el paciente puede ir notando una significativa reducción de peso. Pero como en el resto de alimentación saludable, deberá predominar el consumo de alimentos de baja densidad energética, como las frutas y hortalizas”.

El tiempo que puede durar un paciente con el programa dependerá del sobrepeso que tenga o la cantidad de libras que desee bajar. Manifestó que siempre indica vitaminas y minerales, para que no bajen su defensa en el proceso de la dieta.

Testimonios

“Tomé la decisión de hacer esta dieta por mi condición de salud y en dos meses y una semana tengo 45 libras menos. Tenía la azúcar en 140, ya está estable en 78”.
SERVIO TULIO
PACIENTE

“El 27 de julio de 2018 tenía 207 libras, 29% grasa corporal, 380 de triglicéridos y 280 de colesterol. Al 25 de agosto había bajado a 178 lb, la grasa en 21, triglicéridos en 150 y el colesterol en 130”.
ALBERTO VÁSQUEZ
PACIENTE

El plan permite algunos gusticos

El programa de nutrición permite ciertas bebidas alcohólica, pero con moderación y las gaseosas sin azúcar en muy poca cantidad, solo en algunos casos.

La diferencia de este programa está en su variedad nutricional, los pacientes no tienen que hacer grandes sacrificios ya que se hace con alimentos fáciles de conseguir, no como otras dietas que llevan muchas proteínas y suplementos para lograr los resultados, donde pueden verse afectados algunos que tienen problemas de salud.