Diciembres de narcotráfico, de lavado y de sangre en Santo Domingo están de aniversario - El Día

Diciembres de narcotráfico, de lavado y de sangre en Santo Domingo están de aniversario

Diciembres de narcotráfico, de lavado y de sangre en Santo Domingo están de aniversario

Quirino Ernesto Paulino Castillo fue entregado a la justicia de Estados Unidos, con la que alcanzó acuerdos de colaboración.

SANTO DOMINGO.-Era el día 24 de diciembre y la capital dominicana vivía su habitual día de Nochebuena, que incluye el trajín de los que conchan, venden y trabajan en las calles y, más que todos, los que compran, reciben y regalan en las últimas horas los componentes de la cena, dulces, bebidas y ropa que suele ser estrenada el día siguiente, que es el de Navidad.

La jornada laboral, en muchos casos llevada hasta media tarde, llegaba a su fin y las calles se atestaban de vehículos, transeúntes y viajeros que buscaban un espacio en las guaguas interurbanas para irse a los pueblos de provincias a pasar los días feriados desde aquel jueves, 24 de diciembre de 2009, hasta el lunes siguiente.

José David Figueroa Agosto fue atrapado en Puerto Rico.

Poco después del medio día empezó a hacerse profusa la información de que en la calle Anacaona habían ametrallado el vehículo de un coronel recientemente retirado de la Policía, que tal vez estaba muerto en vista de que el carro en el que llegaba a su casa había sido cosido a tiros por sicarios.

Se trataba de un Dodge Caliber SXT gris plata, chapa A471012, en el que llegaba a la Torre Serena, de la avenida Anacaona, después de haber recogido a su esposa, la señora Madeleine Bernard, que meses después diría en un tribunal, el Cuarto Colegiado del Distrito Nacional, que estaba en un salón de belleza a donde había ido a buscarla el coronel retirado José Amado González González.

Acababa de estallar la secuela de violencia del caso José David Figueroa Agosto, que matizaría la vida dominicana durante el año siguiente, 2010, y más allá. Había empezado sin prometer demasiado el día 4 de septiembre de 2009 cuando la Fiscalía del Distrito Nacional y la Dirección Nacional de Control de Drogas dieron a conocer el decomiso de 4.6 millones de dólares entre los apartamentos 14 y 15-B y una yipeta estacionada en el subterráneo de la torre Alco Paradisus, de La Esperilla. El asesinato del coronel González González, aquel jueves 24 de diciembre a mediodía, cumple ahora 11 años.

También en diciembre
Antes de que Figueroa Agosto atrapara el imaginario popular dominicano con sus leyendas de muñecas modeladas en el quirófano de un cirujano entonces de moda, la grabación de sus gustos eróticos convertida en película porno en las manos de cientos de mochileros que vendían las copias en los semáforos, la cantidad enorme de dinero en efectivo que manejaba, su habilidad para evadirse, la supuesta condición de agente de los servicios de inteligencia de los Estados Unidos y su penetración o vínculo con los organismos de seguridad del Estado dominicano, lo había hecho, también en diciembre, pero del año 2004, Quirino Ernesto Paulino Castillo.

Quirino fue apresado en medio de las gestiones que realizaba para liberar un camión detenido a su paso por la capital con un cargamento de mil 387 kilos de cocaína trasladado del sur al norte del país.

Como un elemento de seguridad, había montado, uniformado, al teniente coronel de la Policía Lidio Arturo Nin Terrero.

En la autopista
Era el atardecer de un domingo, día 18 de diciembre, cuando el vehículo fue detenido en la autopista Duarte, frente a Los Alcarrizos, ya camino de Santiago desde donde se supone que el cargamento de cocaína sería enviado a los Estados Unidos.

Este hecho le viró todo patas arriba, empezaron a salir los vínculos del líder del cartel con los organismos de seguridad y se le quiso encontrar un hilo político a su invisibilidad penal a pesar de la enorme fortuna que había articulado en el suroeste del país en un tiempo en el que tal vez a la sombra de la política y la impunidad se conseguían tan altos rendimientos.

Las repercusiones del caso Quirino fueron amplias y sonadas, particularmente por el vínculo que había establecido con las comunidades de base de Elías Piña en el papel de benefactor y los alcances de sus relaciones personales, que empezó a ser insinuada con fotos junto a líderes políticos, que casi siempre son los primeros en ser expuestos o echados al agua.

Pero el impacto de Quirino no se quedaría en las repercusiones inmediatas y se extendería hasta el año 2015, cuando fue utilizado como hacha política contra las aspiraciones electorales del expresidente Leonel Fernández en el Partido de la Liberación Dominicana.

Para recordar
Diciembre ha tenido, sin duda, muchas otras fechas notables en el devenir dominicano, algunas para ser recogidas como parte de la memoria histórica, pero estas dos, la de 2009 con la muerte violenta del coronel González González, que inauguró un río de sangre, y la de 2004, con la detención de Paulino Castillo (Quirino), de un fuerte impacto en la política, todavía son parte de leyendas urbanas y acaso de consecuencias inconclusas.

En la balanza

1.387
Kilos de cocaína.
Este fue el peso del cargamento trasladado del sur al Cibao en un camión el día 18 de diciembre del año 2004.

Algunos hechos

—1— En un tribunal
Tras el anuncio del decomiso de millones de dólares, hecho el 4 de septiembre, el caso Figueroa Agosto siguió un curso insípido. A partir del 24 de diciembre todo cambió.
—2— La violencia
En el año 2010 la violencia dejó marcas profundas en la repostería La Francesa y el parqueo de Carrefour.



Miguel Febles

Miguel Febles

Noticias Relacionadas