Diario Libre

Diario Libre

Diario Libre

El colega periódico gratuito Diario Libre y su distinguida directora, Inés Aizpún, están siendo víctimas de una despiadada y absurda campaña de ataques por parte de un sector, por suerte minoritario, que ha asumido la promoción del odio como su bandera.

Nos vemos tentados a no prestarle atención a estos grupúsculos, incluso con frecuencia se recomienda ignorarlos, pero si pensamos que un fanático es capaz de cometer cualquier barbaridad, entonces lo prudente es no dejar pasar desapercibido este tipo de actuaciones.

El periódico Diario Libre no necesita ser defendido en cuanto a su posición sobre lo que ellos entienden debe ser la base de las relaciones dominicano-haitianas o del tratamiento que se le debe dar a los inmigrantes, pues su línea editorial en ese sentido está sustentada en lo que sus ejecutivos entienden es racional.

Sin embargo, la sociedad debe prestar atención al accionar de esos grupos fundamentalistas que en nombre de un patrioterismo falso fomentan el odio y la violencia, no contra una etnia o nacionales en particular, sino contra todo el que piensa distinto a ellos.

Los medios de comunicación, especialmente los que difunden contenidos periodísticos, debemos estar abiertos a las críticas.

Incluso, algunos tenemos espacios para recibirlas y procesarlas, pues esa interacción nos permite mejorar cada día.
Pero en este caso no se trata de críticas, sino de amenazas y pronunciamientos violentos, que si bien es cierto no llegan a la vía de hechos, pueden detonar a cualquier desequilibrado.



Avatar

El Día

Noticias Relacionadas