Desalojados piden ayuda para ser reubicados

Tensión. Fuerzas militares los obligaron a abandonar los terrenos. Ayuda. Llamaron al Gobierno a acudir en auxilio.

165
En esta foto podemos observar las destrucción de familias desalojadas.

Por Gregorio Terrero

Santo Domingo.-Residentes de la comunidad La Mina, en el sector San Isidro, en el municipio de Santo Domingo Este, pidieron ayer la intervención de las autoridades tras ser desalojados de sus hogares sin ningún aviso previo.

Los moradores reiteraron que el problema de fondo es la mina de caliche ubicada en el lugar de donde toma su nombre toda la comunidad, y afirmaron que anteriormente era explotada por militares de la Base Aérea de San Isidro que quieren sacarlos ahora de allí para adueñarse de los terrenos.

Asimismo, dijeron que constantemente eran amenazados por militares que supuestamente se enriquecieron con la explotación de la mina y el comercio del caliche a una constructora.
Dijeron que actualmente en la zona viven más de 400 familias desde hace varios años, con niños y adultos enfermos y sin recursos que los ampare.

Aseguraron que están dispuestos a abandonar el lugar con la condición de ser reubicados, por lo que llamaron a las autoridades correspondientes para que resuelvan la problemática lo antes posible.

Los moradores de La Mina indicaron que tienen más de 20 años en ese lugar y que la gran mayoría adquirió sus terrenos de forma legal.

Aunque reiteraron que no quieren permanecer en la zona, aseguraron que tampoco pueden marcharse con las manos vacías.

Informaron que las amenazas por parte de militares de la Base Aérea han sido contundentes, con la advertencia permanente de que no les importa “echarlos con sangre” y por cualquier medio posible de ese lugar.

“No tenemos adonde ir”, vociferaban los residentes, con la esperanza de que el Gobierno vaya en su auxilio.

Narraron los maltratos que han tenido que sufrir por parte de los uniformados por ocupar esos terrenos que ellos alegan compraron con mucho sacrificio.

Habitantes

-La Mina
Más de 400 familias fueron desalojadas por fuerzas militares sin que previamente fueran advertidas de que tenían que abandonar el sector de La Mina.

-- publicidad --