Lunes, 15 de julio, 2019 | 2:48 pm

Deporte y cultura



Uno de los temas por resolver del modelo de la tanda extendida en las escuelas públicas es el del mejor aprovechamiento posible del tiempo adicional que tienen los alumnos en las mismas.

La implementación de ese modelo ha tenido, sin lugar a dudas, un impacto social trascendente, pero todavía se está en el proceso de ajustes.

El modelo de tanda extendida debe cambiar por completo la política deportiva del país y los programas de formación cultural.

El actual modelo deportivo del país tiene la etapa de desarrollo fuera del sistema escolar, lo cual entra en contradicción con lo de la tanda extendida.

Los programas deportivos de alta competición en la mayoría de los deportes terminan convirtiéndose en una traba para que los muchachos continúen en la escuela.

Igual pasa con Cultura, que las escuelas de las bellas artes, incluyendo la música, están al margen del sistema educativo.

En la actualidad tanto las escuelas culturales como los centros deportivos tienen horarios que chocan con la tanda extendida.

La madeja institucional hace difícil tomar las decisiones correctas, pero hay que ir traspasando la formación cultural y deportiva a la esfera de la escuela.

El modelo de desarrollo deportivo y cultural no se corresponde con lo que se quiere lograr a través del sistema de la tanda extendida.