Sábado, 19 de octubre, 2019 | 5:47 pm

Cuidarse de la tos en la Navidad

Debido a ella, cuando llega esta temporada, aumentan las consultas en los centros hospitalarios

32v 08_1,p01


Cuando llega la temporada navideña se acompaña de cambios climáticos importantes, en los que baja la temperatura, hay más lluvias y con frecuencia entre actividades sociales, alimentos variados, y los cambios propios que con lleva el final del otoño,
El tema es tratado por el doctor Emil Jorge Manzur, especialista en medicina crítica e internista del Centro de Diagnóstico, Medicina Avanzada y Telemedicina (Cedimat).

La tos es un importante reflejo de nuestro cuerpo que nos ayuda a limpiar las vías aéreas, es una manifestación de poca significancia si la misma es de forma ocasional, pero cuando es frecuente, debe ser investigada y tratada su causa.

Descripción

La tos se puede describir como húmeda o con expectoración (catarro), o seca porque no se acompaña de la flema antes mencionada.

Las causas más frecuentes de tos pueden ser infecciones virales o bacterianas, por goteo post nasal, que ocurre cuando secreciones caen por la parte de atrás de la garganta, irritando las vías aéreas; puede deberse a la gripe, alergias o sinusitis, reflujo gastroesofágico, asma, enfermedad obstructiva crónica (Epoc), y fumar (tabaco, cigarrillo, “hookah”, entre otros).

Diferencia

Una vez se está afectado, ya sea por tos de nueva aparición o en su defecto crónica, debemos reconocer que no todos los episodios de tos son iguales y el tratamiento debe dirigirse a la causa, ya que si se frena este reflejo normal, por consiguiente se eliminará el mecanismo de defensa de la vía aérea y esto puede tener consecuencias nocivas.

Por lo que no es recomendado la automedicación para la tos. Cuando esta es de relevancia y/o presenta una o más de las siguientes características, debe acudir a una consulta médica:

• Cuando se presenta dificultad para respirar o silba el pecho.
• Si hay dolor torácico y fiebre.
• Cuando la tos se acompaña de sangre o catarro verde o amarillo.
• Cuando la tos empeora o dura más de 10 días.
• Cuando se tose tan fuerte que produce vómitos secundarios.

En la visita médica se le realizarán pruebas de laboratorio y algunos estudios complementarios, como radiografía de tórax, pruebas de función pulmonar, como la espirometría, pruebas de alergia y algunos otros elementos de investigación que estarán al criterio de su médico.

Cuando acuda a una consulta médica, el especialista le asesorará sobre qué específicamente le podría estar causando la tos e iniciará un tratamiento para la misma.

Buen recordatorio

Es importante recordar que vivimos en un país donde la tuberculosis es una enfermedad endémica y por ende cualquier cuadro de tos, con o sin expectoración, que dure más de 15 días requiere ser evaluado por un especialista para descartarse, ya que a pesar de sus implicaciones es totalmente manejable y tratable si es detectada a tiempo.