Cuatro tragedias

Cuatro tragedias

Cuatro tragedias

En dos años República Dominicana ha tenido que enfrentar cuatro grandes tragedias que han puesto a prueba la robustez de su economía, el dinamismo de su aparato productivo y la resiliencia nacional.

1.- A principios de marzo del 2020 en un dramático e histórico discurso del entonces presidente Danilo Medina, se anunciaba un paquete de medidas extremas para enfrentar una pandemia que en ese momento representaba una gran incógnita para el mundo.

Prácticamente el país fue puesto en cuarentena por el Covid-19 y se puso en marcha un paquete de ayudas económicas mientras la población se quedaba en casa. Esa situación se prolongó más allá del inicio del gobierno de Luis Abinader. A nivel mundial se le ha reconocido a la República Dominicana el buen manejo de la pandemia.

2.- Cuando el mundo empezaba a recuperarse de la pandemia se combinó un aumento de la demanda de bienes con la baja productividad de empresas que apenas comenzaban a reactivarse y problemas logísticos en el comercio internacional.

Eso generó un proceso inflacionario en gran parte previsto por la economía mundial, pero se descontroló cuando en febrero de 2022 estalló la guerra en Ucrania, disparando de manera inesperada los precios de los combustibles y los alimentos en todo el mundo. República Dominicana había iniciado una serie de medidas fiscales y monetarias que le permitieron contener el ritmo de la inflación y subsidiar el aparato productivo para no poner en riesgo la seguridad alimentaria. Hasta la FAO elogió la estrategia nacional.

3.- Haití se convirtió en un coto de pandillas que controlaban el territorio. La madrugada del 7 de julio se llegó a un clímax cuando el presidente Jovenel Moïses fue asesinado en su casa. Nunca más el gobierno ha vuelto a mostrar dominio del territorio y la comunidad internacional sigue mirando para otro lado.

4.- Fiona se forma como una depresión tropical con pocas posibilidades de afectar al gran Caribe, pero con el paso de las horas fue tomando fuerza y mostrando una trayectoria irregular hasta convertirse en huracán al entrar a Puerto Rico y se fortalece rumbo a territorio dominicano y ataca con furia la región Este del país, generando gran daño y requiriendo inversiones inesperadas del Gobierno para salir en auxilio de los afectados.

Son cuatro grandes tragedias que República Dominicana ha tenido que enfrentar con determinación y no hay dudas de que tiene la capacidad para salir fortalecida.



El Día

Noticias Relacionadas