¿Cuáles son los efectos de mezclar antibióticos y alcohol?

¿Cuáles son los efectos de mezclar antibióticos y alcohol?

¿Cuáles son los efectos de mezclar antibióticos y alcohol?

Mezclar las bebidas alcohólicas con ciertos medicamentos puede causar, entre otras cosas, vómitos, náuseas, somnolencia y pérdida de la coordinación.

SANTO DOMINGO.– Si una persona está tomando algún antibiótico, debe tomar en cuenta tres datos sobre cómo el alcohol pudiera afectar el tratamiento, tales como: el alcohol pudiera ocasionar que disminuya la eficacia del antibiótico que esté utilizando por lo que no mejorará la infección que se está intentando tratar.

El uso concomitante de alcohol y antibióticos pudiera llevar interacciones que ocasionen que presenten efectos adversos no deseados como náuseas, vómitos, dolor de cabeza, dolor de pecho, mareos, sudoración, hipotensión.

La infectóloga del Centro Médico de Diabetes, Obesidad y Especialidades (CEMDOE), Elianet Castillo, alertó sobre el uso de alcohol y antibióticos, y compartió algunas recomendaciones sobre mezclarlos.

“Además, de manera intrínseca, algunos antibióticos tienen un riesgo de causar lesión al hígado por lo que el uso de alcohol al mismo tiempo pudiera contribuir y aumentar este riesgo”, manifestó la doctora.

Les invitamos a leer: Cinco consejos para mantener la presión arterial en orden estas Navidades

Por otro lado, precisó que es importante utilizar antibióticos sólo cuando un profesional de salud certificado lo indique, y que antes de empezar el tratamiento, hay que asegurarse de conocer cuántos días, cuál es la dosis y cuántas veces al día hay que tomarlo.

De igual modo, ante cualquier duda, falta de información o reacción no esperada asociada al tratamiento, consultar al médico o farmacéutico.

“Los antibióticos no deben tomarse nunca por iniciativa sin la supervisión de un médico. Es muy importante no automedicarse ya que en muchos casos no estaríamos tratando correctamente la infección y, además, estaríamos propiciando la aparición de resistencias”, agregó.

Es importante tomar en cuenta que los antibiótico no son efectivos para combatir virus que, a menudo, son los responsable de procesos gripales, resfriado, faringitis de origen vírico, entre otros.