Domingo, 17 de febrero, 2019 | 3:18 am

Crimen enluta la Iglesia



En el municipio de Licey al Medio, provincia Santiago, la Policía Nacional investiga las circunstancias en que murió un hombre de 61 años.

Falleció en el intento de ser despojado, por dos hombres, de una motocicleta de su propiedad.

La investigación en las últimas horas tomó un inusitado giro. ¿A qué se debió? La respuesta está en el nombre de la víctima.

Ese hombre de 61 años que murió atacado con arma blanca se llama Domingo Evangelista Bretón Martínez. Hermano del arzobispo de Santiago, la provincia más importante del Cibao, con una impresionante feligresía católica.

Sin duda los resultados de esa investigación, a cargo de la Policía Nacional, se conocerán muy pronto y se inscribirán en la historia del crimen como una de las más exhaustivas de la uniformada de la ley y el orden. De eso no hay duda.

La increíble celeridad de la Policía Nacional no hubiera ocurrido si la identidad y el parentesco del fallecido no pesaran tanto en la sociedad dominicana y en esa comunidad cibaeña. La muerte de un dominicano es muy lamentable.

Y más lamentable y dolorosa aun cuando se produce en los términos en que murió Domingo Evangelista Bretón Martínez. Tenemos que admitir, con un profundo pesar, que la inseguridad ciudadana sigue ganando terreno en el país, peligrosamente. Y eso nos preocupa, profundamente.