Lunes, 19 de agosto, 2019 | 5:46 pm

Consejos nutricionales para mitigar el calor

Temporada. Es esencial aumentar la ingesta de líquidos para mantenerse hidratado. Dieta. Nutrióloga aconseja se deben consumir alimentos ligeros, saludables y tomar mucha agua.

15/07/2019 ELDIA_LUNES_150719_ Sociales28


Llega el verano y con este las altas temperaturas que azotan sin piedad. Es por esto que se hace necesario buscar opciones refrescantes para mitigar los días de calor y evitar complicaciones de la salud.

Ilonka Inoa, coordinadora de Nutrición de los Centros de Diagnóstico, Medicina Avanzada y Telemedicina (Cedimat), dice que para hacer frente a los días calientes es esencial contar con una buena alimentación, debido a que esta es la base de una buena salud.

“El verano es una época en la cual muchas personas tienen la oportunidad de descansar o bien salir a divertirse. Sin embargo, para la mayoría de nosotros, la historia es diferente, por lo que debemos buscar opciones refrescantes para paliar el calor, debido a que este puede perjudicar nuestro bienestar”, asegura la doctora.

Inoa explica que calor es sinónimo de postres fríos, pero más allá de estos, existen soluciones gastronómicas con las que se puede hacer frente a las altas temperaturas y poner a raya la sensación de calor.

La especialista destaca que se debe escuchar al cuerpo y durante los días más calurosos es recomendable apostar por recetas ligeras y evitar comidas muy abundantes, así como las bebidas alcohólicas o muy azucaradas.

Sostiene, además, que es importante evitar las grasas y los hidratos de carbono, debido a que las altas temperaturas provocan que, en muchas ocasiones, nos sintamos más cansados, irritados y sin ganas de realizar ningún tipo de actividad física.

Grandes aliados

Inoa explica que a cambio de los componentes citados anteriormente, las frutas, verduras y alimentos frescos sí contribuyen a mitigar las olas de calor y favorecen el bienestar del organismo.

Sobre las frutas a consumir durante esta época del año, la experta asegura que según el aporte de agua que se obtenga a través de ellas, unas serán más refrescantes que otras.

Recomienda escoger deliciosas frutas de verano, como melón, sandía, fresas, lechosa, kiwi, níspero, cereza… y apostar por verduras de temporada, como berenjena, calabacín, tomate, lechuga o pepino.

“En verano necesitamos menos calorías para que nuestro organismo, que pide a gritos platos livianos que favorezcan la digestión, funcione correctamente”, sostiene la experta en nutrición.

Los ricos helados

Al cuestionarle sobre la ingesta de helados para mitigar el calor, Inoa responde que helados sí, pero hechos en casa, gracias a que estos postres son de los aliados más deliciosos durante esta estación del año y no se tiene por qué renunciar a ellos.

Basta con hacerlos en el hogar y evitar los azúcares añadidos, enemigos de cualquier dieta.

Además, pueden ayudar a consumir fruta de una forma mucho más amena y son muy refrescantes.

La receta es muy sencilla y solo se necesita congelar la fruta que más le guste, como guineo o frutos rojos, batida con yogur o queso 0% grasa.

El gran secreto

La doctora exclama que si usted es un apasionado del dulce, puede añadir una cucharadita de miel. También, se puede recurrir a los sorbetes o “frozen”.

El secreto está en no usar azúcar, las frutas dulces no la necesitan.

Las ensaladas serán también sus grandes aliadas. La nutrióloga recalca que con la llegada del calor se amplía el recetario y las ensaladas se convierten en el plato estrella, especialmente como plato único o principal.

Una fórmula ideal contra el calor, completa, nutritiva y refrescante puede ser una ensalada con alguna legumbre como base, como lenteja o el garbanzo; un cereal, como el arroz o quinua y alguna fruta, que podría ser naranja o piña. Existen infinitas combinaciones y es posible probar una diferente cada día.

Si solo comerá ensalada, no olvide agregar proteínas (lácteos, legumbre o carne). Otra idea menos copiosa es cambiar el aderezo por yogur sin azúcar y mezclar con aceite de oliva, limón y sal. De este modo, tendrá un aliño sabroso, ligero y saludable.

El yogur también es adecuado para hidratarse. Su porcentaje en agua varía entre un 75 a un 85%. Sobre las legumbres, agrega que su consumo debe ser preferiblemente en ensaladas.

“A pesar de que solemos asociar las legumbres con las tradicionales habichuelas guisadas, existen numerosas opciones menos copiosas con las que no dejar de consumir este alimento, que es una fuente de fibra, vitaminas y minerales”.

¿Cómo hidratarte?

Inoa establece que no se debe abusar de bebidas alcohólicas que se presentan como refrescantes. Antes de tomar un refresco, recomienda beber un vaso de agua. Sugiere entre dos a tres litros de agua al día.

Aumenta la ingesta

— Toma mucha agua
Es esencial aumentar la ingesta de líquidos, por lo menos ocho vasos de agua al día para mantenerse hidratado y evitar las comidas muy condimentadas, con picantes, los caldos y las frituras.

Es recomendable consumir la fruta entera

La especialista en nutrición advierte que hay que tener cuidado con los jugos naturales, aún sin azúcar, en cambio, recomienda ingerir la fruta entera porque se aprovechan todas sus propiedades.

En este sentido manifiesta que si son personas mayores o con dificultad de tragar, no abusar de tantos líquidos, porque pueden evitar la ingesta de comidas más nutritivas.

En cambio si le cuesta consumir agua pura, agréguele frutas como limón, menta, yerba buena, chía, pepino, apio, rodajas de piña, jagua, mandarina, toronja, entre otros, para darle algo de sabor extra, eso sí sin azúcar. Una opción saludable es agregarle unas gotas de miel y a disfrutar.