Domingo, 24 de marzo, 2019 | 11:13 pm

Con muro o sin muro



Ante situaciones extremas la gente suele asumir posiciones extremas, que no necesariamente son las soluciones más adecuadas.

Está pasando con el tema migratorio y los incidentes que últimamente se han producido en la frontera.

El control de la migración ilegal y la seguridad de la frontera no tiene nada de emotivo, ya que su efectividad depende de planificación, inversión y la puesta en marcha de las políticas adecuadas, además del fiel cumplimiento a las legislaciones vigentes.

Deficiencias derivadas de la falta de una política pública consistente en materia migratoria ha generado preocupación en una parte importante de la población, que ha visto en la construcción de un muro en la frontera una posible solución.

Con muro o sin muro, República Dominicana requiere implementar una estrategia de desarrollo de la zona fronteriza, para detener el proceso de despoblación por parte de los dominicanos con la consiguiente ocupación de nacionales haitianos.

Con muro o sin muro, República Dominicana requiere implementar una política migratoria que vaya en consonancia con una estrategia de desarrollo nacional.

Con muro o sin muro, República Dominicana requiere hacer cumplir las leyes vigentes en materia migratoria.
En definitiva, con muro o sin muro, el Estado dominicano tiene que cumplir con sus responsabilidades.