Lunes, 17 de junio, 2019 | 7:30 am

Cómo pedir ayuda



Necesitar ayuda es parte natural de la vida. Sin embargo, pedirla, muchas veces resulta complicado. En ocasiones, el solo hecho de admitir que no podemos hacer algo, nos provoca frustración y enojo.

Solicitar ayuda de otros puede ser un detonante de ira interna; en especial cuando no la obtenemos, o si adicionalmente debemos escuchar una descarga por parte de la persona.

Si analizamos todo el episodio, podemos comprender mejor, porque no estamos recibiendo la ayuda que necesitamos.

Puede ser la forma en que estamos pidiéndolo, puede ser que ni siquiera la estamos pidiendo. Lo más importante es tener pendiente que los demás no pueden leer nuestra mente.

Si necesitamos ayuda debemos ser específicos al solicitarla, de ese modo los resultados estarán más apegados a lo que tenemos en la cabeza.

A la mayoría de las personas les agrada ayudar a otros. Cuando tengas una solicitud especial pídelo con propiedad.

Ejemplo de cómo algunas veces pedimos ayuda: “yo sé que esto es lo último que quieres hacer, pero yo necesito ayuda para movilizar unas cajas que tengo en el segundo piso, ¿me podrías ayudar?” No seria rato tener respuestas como: “uh, no estoy seguro, déjame ver porque…” y asi sucesivamente.

En una solicitud especifica como esta: “tengo que bajar unas cajas del segundo piso, ¿te importaría ayudarme a bajarlas el sábado en la tarde? Pienso que lo podemos hacer una hora.

Para preguntas como esta podríamos tener como respuesta: “En la tarde estaré ocupado, pero puedo en la noche”. La comunicación efectiva depende de hacer las preguntas correctas.

Publicidad