Comisionado para la reforma afirma han luchado contra corrupción

Comisionado reforma policial: La corrupción en la Policía estaba dirigida desde la propia dirección y llegaba hasta el último raso

Comisionado reforma policial: La corrupción en la Policía estaba dirigida desde la propia dirección y llegaba hasta el último raso

La Policía llamó a los medios a confirmar las informaciones.

Santo Domingo.- El comisionado ejecutivo para la reforma de la Policía Nacional, José Vila del Castillo, reveló que en el proceso han luchado contra lo que denominó el elefante blanco y la lacra de la corrupción para adecentar esa institución.

Dijo que durante la gestión del mayor general Eduardo Alberto Then desmontaron una estructura que cobraba por nombrar en los puestos policiales, decidir los traslados, los ascensos, cobrar las pensiones, renovar los uniformes y las armas nuevas, así como otras irregularidades.

El experto aseguró que había una corrupción interna, institucional y sistémica dirigida desde la propia Dirección General hasta el último raso. “Lo digo así de claro, una corrupción histórica, sistemática, llevada de un director a otro, impulsada desde la cabeza, obligando al último raso a pertenecer a ella”, indicó Vila del Castillo al participar como expositor en el seminario internacional sobre Seguridad Ciudadana, en la biblioteca Pedro Mir, de la UASD. «Todos los que no pertenecían al sistema fueron apartados, perseguidos o enviados a pequeñas oficinas».

En 2022, resaltó Vila, ha sido la primera vez que avalados por el presidente Luis Abinader, dirigidos por Interior y Policía y con el consenso de la Policía, todos los ascensos fueron limpios y transparentes. Vila se refirió a los avances logrados en la reforma policial en los ocho meses de ejecución, con mejoras en las gestiones financieras, auditoría de personal, dignidad para los agentes y modernización a todos los niveles en la infraestructura y operación policial.

Te recomendamos leer: Presentan avances en el proceso de reforma policial

Contabilizado, entre enero y junio de este año, el equipo que lidera la reforma había trabajado más de 3,000 horas. “Para intentar hacer en el menor tiempo posible todo lo que no se había venido haciendo durante décadas y que está siendo criticado por todos aquellos que nunca hicieron lo que tenían que hacer”, sostuvo.

El comisionado destacó que el presidente Abinader decidió y dio el impulso necesario para que la reforma policial fuera uno de los ejes fundamentales de su gestión de Gobierno. Opinó que el presidente está entre los tres mejores mandatarios de los más de 30 que ha conocido.

Vila recordó que le dijo al presidente Abinader que de los 32 generales que había cuando llegó a trabajar con la Policía, Alberto Then era el único capacitado para ejecutar la reforma policial.

Además, dijo que el único ministro de Interior y Policía que es capaz de tener en su cabeza todo el armazón político que se necesita para el proceso que se desarrolla es Jesús Vásquez Martínez.

Subrayó, igualmente, el rol de Servio Tulio Castaños Guzmán, vicepresidente de la FINJUS, en los contactos con la sociedad civil, y de Roberto Santana, ex rector de la UASD, en la planificación educativa policial. En medio de lo encontrado, dijo que vieron la gran oportunidad y la esperanza de cientos de policías que estaban hastiados y asqueados de lo que estaba sucediendo.

El comisionado insistió en que había una desarticulación progresiva de la Policía, con un reparto de sus competencias entre distintas instituciones que no tienen que ver con la seguridad pública, debilitando constantemente a propósito sus capacidades. Asimismo, el uso espurio de las obligaciones de la Policía en persecución de los derechos civiles.
Cambios en la cúpula

Vila del Castillo manifestó que en mayo pasado tuvieron que cambiar de arriba a abajo la cúpula de la Policía y poner a generales y coroneles alineados con el espíritu de la transformación. Todos los actuales generales del Consejo Superior Policial han sido evaluados desde el punto de vista profesional e integridad. También fueron evaluados y probados los 525 coroneles para la asignación de sus funciones en todo el país, en procura de un cuerpo disciplinado y humano.

En gran parte de la Policía, expresó Vila del Castillo, se está reconstruyendo todo aquello que fue desmantelado por los presidentes, los ministros y los directores de la Policía anteriores. Entiende que «la Policía es un reflejo de la sociedad. Una policía corrupta es una sociedad corrupta. No hay una Policía sin sociedad y no hay una sociedad sin Policía».



El Día

Noticias Relacionadas