Viernes, 18 de octubre, 2019 | 10:01 pm

Circuncisión: “Mi pene me causa dolor constante”

Este joven británico dice que le gustaría revertir su circuncisión.
Este joven británico dice que le gustaría revertir su circuncisión.


Avon siente dolor con cada paso que da. Aunque cuando tiene relaciones íntimas con su pareja apenas nota nada.

“Las personas deberían estar más informadas antes de arruinar la vida de su hijo recién nacido de esta manera”, le cuenta a la BBC. “Es repugnante que todavía ocurra esto a día de hoy. Realmente lo es”.

“Fui circuncidado al nacer y me gustaría revertir mi circuncisión“, dice Avon, quien es británico. Asegura que sería feliz con tan solo poder caminar por la calle cómodamente.

“Mi experiencia de haber sido circuncidado combina trastorno de estrés postraumático (TEPT) con un auténtico malestar físico“, declara.

Pinchazos y hormigueo

En la circuncisión el prepucio del pene es retirado quirúrgicamente. Eso hace que la cabeza del pene generalmente sea más sensible, aunque después esa sensación suele reducirse.

En el caso de Avon no fue así. Y tampoco tuvo nunca esa información.

“Hasta el final de mi adolescencia no descubrí que había una cosa llamada prepucio”, declara.

“A mí me hicieron un corte C1, que es el tipo más bajo de circuncisión”, explica.

“El pene está muy expuesto, no hay piel que cubra la corona del glande que rodea la cabeza del pene o la zona de piel que está justo detrás de ella”.

Diagrama del aparato reproductor masculinoEl prepucio protege la cabeza del pene, también llamada glande.

Avon describe su dolor como “un pinchazo muy incómodo o un hormigueo debajo de la piel que sientes a cada paso que da”.

“Pero cuando tienes relaciones sexuales con alguien, simplemente no lo sientes”.

“Actualmente estoy viendo a alguien, pero haber sido circuncidado ha traído algunos problemas en nuestra relación“.

“Y eso es solo una parte de cómo puede afectarle a alguien cortarle una parte de un órgano suyo sin su consentimiento”.

Avon considera que no se tiene en cuenta el “efecto dominó psicológico” que puede tener esta práctica.

Avon
“He experimentado mucho dolor”, dice Avon.

“Experimenté mucho dolor y desgarros en la piel mientras crecía. Me di cuenta de que afectaba a una buena parte de mi vida”.

También dice que a los 22 años, cuando ya era sexualmente activo, le perjudicaba “el hecho de que fuera completamente insensible a los estímulos”.

En torno al 30% de los hombres son circuncidados en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), aunque en el caso de América Latina la práctica está poco extendida y el porcentaje es bastante inferior al global.

Nigeria y Filipinas son los países en donde más se hace, con tasas que superan el 90%.

La circuncisión en el mundo

Porcentaje de hombres circuncidados

Fuente: OMS

La organización benéfica británica 15Square, especializada en la salud de los genitales humanos -con un enfoque particular en el prepucio y la lucha contra la “circuncisión innecesaria”- dice que los principales problemas que suelen relacionarse con esta práctica son el malestar continuo y la falta de sensibilidad.

Avon pidió un “kit reparador” que consiste en un extraño aparato que se coloca en la cabeza pene para “restaurar” el prepucio. Pero no le resultó efectivo.

Lo compró por internet.

kit reparador
Este es el “kit reparador” que Avon compró por internet.

¿Es posible revertir la circuncisión?

Avon visitó un urólogo en Londres, el doctor Sudhanshu Chitale -quien tiene una clínica privada en la capital británica y más de 20 años de experiencia- para comprobar si era posible revertir su circuncisión y también si podía recuperar la sensibilidad.

“Las circuncisiones neonatales se hacen de una manera muy diferente. A veces es radical y se elimina prácticamente toda la piel del prepucio”, explica el doctor Chitale.

“Quienes tuvieron una circuncisión neonatal pocas veces echan de menos el prepucio porque no conocen otra sensación. Pero si lo pierdes en tu adolescencia o adultez, es más probable que sí lo hagas”.

Pero aunque Avon fue circuncidado al nacer, siente molestias.

Tras observarlo, la conclusión del médico fue la siguiente: “La falta de sensibilidad en el glande, lamentablemente, es muy difícil de recuperar“.

Avon
Avon asegura que padece estrés y malestar.

Chitale también le desaconsejó usar el aparato que había comprado por internet y que no fue desarrollado por científicos “y no se ha probado que pueda funcionar”.

“Puedes seguir usándolo si quieres, pero no hay mucho en lo que puedas avanzar”.

Además, le dijo que en su caso cualquier intervención apenas le permitiría ganar unos milímetros de piel que no aliviarían su problema.

“El glande es hipersensible, bastante delicado, y tiene el prepucio como un capuchón. Después la capa que lo cubre se endurece tanto como el resto de la piel, por lo que la hipersensibilidad inicial se neutraliza, y luego vuelve a la sensación normal”, le explicó el urólogo.

“Pero nunca se igualará a la sensibilidad del prepucio porque éste tiene un propósito especial”.

¿Cuáles son los beneficios médicos de la circuncisión?

  • Un menor riesgo de contagio de VIH
  • Un menor riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual
  • Un menor riesgo de infecciones de las vías urinarias y cáncer de pene (ambos son raros)

¿Cuáles son los riesgos?

  • Riesgo de sangrado o infección
  • Dolor.

¿Cuáles son las recomendaciones de la Academia Estadounidense de Pediatría?

La Academia Estadounidense de Pediatría no recomienda circuncisiones de rutina. Sin embargo, dados sus posibles beneficios, señala que los padres deben tener la opción de circuncidar a sus hijos si lo prefieren. También recomienda que los padres hablen con el proveedor de salud de su hijo sobre la circuncisión. Los padres deben tomar esta decisión teniendo en cuenta los beneficios, riesgos y sus preferencias religiosas, culturales y personales.

Fuente: Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos

Tomado de BBC Mundo