“Chiriperos” y comerciantes se quejan por toque de queda

Compradores opinan que medidas de toque de queda no son necesarias.

73
Parte de los pequeños comerciantes informales en la puerta principal de la UASD. Elieser Tapia

Por: Karen Vásquez

Santo Domingo.- La pandemia del Coronavirus (Covid-19), ha provocado que diversas naciones, incluyendo República Dominicana, tengan que tomar medidas restrictivas para evitar contagios, esto trajo consigo el denominado: “toque de queda”, que inicia a las 7:00 de la noche y concluye a las 5:00 de la mañana; situación que incomoda a comerciantes y “chiriperos” del Gran Santo Domingo, quienes afirman que la venta de bebidas y otros productos que usualmente se comercializaban a altas horas de la noche ya no se puedan realizar.

“Nos afecta, porque, por ejemplo, aquí en el colmado se vendían muchos productos en la noche, y los años pasados algunas personas venían a comprar cosas para la cena navideña y ahora por el toque de queda, no va a poder ser”, dijo Javier Valdez, vendedor en el colmado Kelvin de Villa Juana.

No obstante, estos comerciantes afirman estar de acuerdo con la disposición del por lo que cerrarán con tiempo sus establecimientos para evitar la “hora límite”.

“Antes, yo empezaba a vender a las 2:00 de la tarde y ahora lo hago a la 1:00 de la tarde, para así hacer un rejuego, la medida me afecta, pero que le vamos a hacer…antes yo vendía hasta 18, 000 pesos y ahora unos 7,000 diarios”, puntualizó Ramón Severino, vendedor de frituras en la avenida Ramón Cáceres con Arturo Logroño, en el Ensanche La Fe.

En tanto, Gregorio Encarnación, encargado del colmado Altagracia, en Villa Consuelo, opinó que “es muy difícil la situación, porque normalmente muchos compran papitas, y refrescos en la noche, por lo que tendrán menos ganancia en la noche”.

Compradores

“No sé para que ponen el toque de queda, porque es lo mismo, en el día uno anda con mascarilla y transita bien…no es sólo en la noche que se pega el Covid-19”, expresó Tifanny Martínez, quien se encontraba comprando aguacates, en un establecimiento del Ensanche La Fe.

Sin embargo, Dionisio Molina y Alejandro Fabré, residentes de Villa Consuelo, entienden necesarias las medidas del toque de queda, a pesar de que no podrán comprar sus acostumbradas cervezas en la noche durante las festividades de Navidad.

-- publicidad --