Casa Abierta apoya decisión de Interior y Policía

Casa Abierta apoya decisión de Interior y Policía sobre el horario de expendio de bebidas alcohólicas

Casa Abierta apoya decisión de Interior y Policía sobre el horario de expendio de bebidas alcohólicas

Santo Domingo.- Casa Abierta mostró su apoyo a la resolución del Ministerio de Interior y Policía (MIP), de limitar hasta las 12:00 de la medianoche, el horario para el expendio de bebidas alcohólicas en la provincia Santo Domingo.

La medida que ha generado opiniones diversas y airadas protestas de propietarios de negocios que viven de la venta de esta droga llamada alcohol. Argumentan los afectados que esta medida les va llevar a la quiebra, por lo que dicen sentir preocupación por los empleos que afirman van a perderse. Sin embargo, resulta extraño que no se interesen en rebatir los contundentes argumentos que motivan la decisión. Dice el MIP, que se persigue “frenar la delincuencia”. Señala la resolución MIP 0072, que “la venta de alcohol en lugares y horarios inadecuados aumenta la posibilidad de situaciones que ponen en peligro la salud y la vida”.

Juan Raddamés de la Rosa Hidalgo, director ejecutivo de la entidad explico que nuestra sociedad se habla de drogas dejamos de lado el alcohol, a pesar de que es la droga más consumida, y por lo tanto la que mayores consecuencias negativas genera.

Les invitamos a leer: Chu Vásquez inauguración regional Santiago: «Aquí se podrá meter la pata como humano, pero no la mano»

Apuntó que el consumo de alcohol, además, está presente en altos porcentajes en los usos de las demás drogas. La disponibilidad de la sustancia es uno de los factores asociados a su consumo, por lo que establecer límites forma parte de la responsabilidad de las autoridades.

Rosa Hidalgo entiende que se debe ir más allá de los horarios. “Es necesario que estos negocios se ajusten a la ley, pues la venta y consumo de alcohol se realiza sin restricciones algunas. Por muy poco tiempo se aplicó la normativa que ordena el consumo de sustancias en lugares cerrados y con debido control del nivel de ruidos que estos negocios generan”.

Entiende que la música estruendosa, en altas horas de la noche, los heridos y muertos en las frecuentes riñas: peleas a botellazos, con armas blancas y de fuego, las aceras y vías públicas colapsadas…, generan un estado de intranquilidad inaceptable para los vecinos de comunidades en las que la ley no se aplica. Estos negocios, que funcionan sin ningún control, deben cumplir las normas vigentes, y las autoridades tienen el deber de aplicar estas normas.



El Día

Noticias Relacionadas