Martes, 17 de septiembre, 2019 | 8:12 pm

Carreras en universidad



Dado que he sido profesor y alumno el debate acerca de las carreras universitarias puede considerarse todavía una enormidad pedagógica. ¿A quién dar las gracias? Pues, al espíritu de investigación que vive en los estudiantes de esta época y a los tiempos en que la docencia se nos revela como un acto de investigación, y no como la profesan los anti-profesores, que todavía enseñan a la antigua.

El 15 de agosto, mientras me recibía de antropólogo, en el 480 Aniversario de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, en su Investidura Ordinaria de Grado, comprobé que tanto en número como en tendencias, las carreras de educación superior crecen, lo cual puede plantearse de una manera muy metafísica: “lo que hace falta es necesitarlas.”

La enseñanza es ahora al revés, en el sentido que las universidades deben enseñar la necesidad de una ciencia, no lo contrario.

Esta necesidad debe entenderse como lo inmediato a la sociedad, no como lo equívoco o bivalente, que es lo mismo que decir: una necesidad que no es nuestra, ni la necesitamos.

Los 1,201 graduados que llenaron la Alma Mater expresaron esta necesidad sincera con las carreras universitarias “in genere”, heterogéneas, sobre todo en las Facultad de Artes y Ciencias, donde sobresalieron por contener menciones muy innovadoras y versátiles.

Por ejemplo, licenciaturas en Modas, Actuación, Pintura, Educación Musical; en Ciencias, Tecnología de Alimentos. Y fue admirable, la gran cantidad de ellos que recibieron laudos académicos. Los vemos como a una generación gigantesca, que estudia lo que cree necesitar, no que se les obliga a ello; no como otrora.

Al escuchar el discurso central de la mano del vicerrector de Investigación y Posgrado y distinguido miembro del Consejo Universitario, doctor Mauro Canario Lorenzo, quien en representación de su rectora magnífica, en una pieza que podemos calificar de oratoria académica, le dirigía un mensaje a las autoridades académicas y a los graduandos, sobre transparencia y gestión de procesos de calidad tanto en la docencia, como en la investigación marcado la diferencia de ser toda una nueva gestión.

Aquellos mensajes, en realidad, brotaban de los principios reguladores de la transformación que se está llevando a cabo en esa alta Casa de estudios.

Wilfredo Mora

Publicidad