Martes, 21 de mayo, 2019 | 5:16 pm

Cancillería dominicana descarta que el país sea expulsado del DR-CAFTA, como publicó el Nuevo Herald

Miguel Vargas, canciller de la República Dominicana, descarta que el país sea expulsado del DR-CAFTA como publicó un periódico de Miami.
Miguel Vargas, canciller de la República Dominicana, descarta que el país sea expulsado del DR-CAFTA como publicó un periódico de Miami.


SANTO DOMINGO.-El canciller Miguel Vargas Maldonado descartó hoy que el país vaya a ser excluido del Tratado de Libre Comercio que junto a varios países de Centroamérica tiene con Estados Unidos (DR-CAFTA, por sus siglas en inglés), como divulgara ayer el periódico miamense El Nuevo Herald.

Vargas Maldonado dijo que el país no ha recibido ninguna notificación en ese sentido.

“Además quien más se beneficia del DR-CAFTA es el pueblo y gobierno estadounidense, porque la balanza comercial entre ambos países favorece en más de un 30% a esa nación”, aseguró el funcionario.

Ayer, el periódico Nuevo Herald de Miami publicó la información de que el presidente estadounidense Donald Trump estaría contemplando la posibilidad de expulsar a Nicaragua, El Salvador y República Dominicana de DR-CAFTA, imponiendo aranceles a los productos exportados hacia el mercado de EE.UU. desde estas naciones.

De acuerdo con esa información, “funcionarios federales están estudiando el acuerdo, firmado en el 2005 con seis naciones latinoamericanas, para determinar si pueden bloquear el acceso preferencial de Nicaragua, República Dominicana y El Salvador al mercado estadounidense sin afectar el resto del acuerdo”.

“Estamos muy preocupados con el avance de Nicaragua hacia el autoritarismo, y los lazos cuestionables de República Dominicana y E Salvador”, dijo un funcionario. “Como Estados Unidos ha dejado en claro, no permitiremos que nuestros acuerdos comerciales, incluido el CAFTA-DR, se conviertan en una puerta trasera para beneficiar a economías que no respetan el mercado y son actores represivos en la región”.

Sin embargo, explicó que sacar a esos tres países DR-CAFTA no necesariamente les impediría vender sus productos en Estados Unidos, pero estarían sujetos a aranceles más elevados, que estaban en vigor antes del acuerdo, firmado en el 2005.

Indica que la preocupación con El Salvador y República Dominicana es si su pertenencia al CAFTA le ha dado a China una puerta de acceso al mercado de Estados Unidos.

Y señala que el gobierno considera que el programa global de préstamos de China, la llamada Iniciativa del Cinturón y la Ruta de la Sede, como una trampa de endeudamiento que alimenta una mayor dependencia económica.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por CDN37 (@cdn37) el