Cáncer de testículo, una enfermedad que puede causar la muerte

Casos. Pese a representar solo 5 % de los cánceres urológicos y se puede prevenir, su diagnóstico tardío podría causar serios problemas. Tipos. Existen varios, unos más agresivos que otros.

242
Si el diagnóstico del cáncer se produce en una etapa tardía podría causar serios problemas.

SANTO DOMINGO. -“El cáncer de testículo es un tumor maligno muy raro que no produce síntomas, que pese a representar solo el 5 % de los cánceres urológicos y existan formas de prevenirlo, su diagnóstico tardío podría causar serios problemas de salud al paciente, complicar la enfermedad y hasta causar la muerte”.

La afirmación es de la doctora Mei-Lin Joa, uróloga de Hospiten Santo Domingo, quien al participar en el programa “Cuentas Claras”, indicó que este tipo de cáncer es de fácil detección “ya que podemos darnos cuenta con la palpación testicular”. Sin embargo, Mei Lin aseguró que existen diferentes tipos de cáncer de testículo, unos más agresivos que otros, con una alta tasa de supervivencia, ya que la mayoría en el 90 % de los casos se diagnostica en una etapa temprana.

En el manejo del cáncer testicular dijo lo primero que se debe hacer, es una evaluación al paciente y realizar los estudios necesarios para un diagnóstico más certero, cuyo tratamiento puede concluir entre una extirpación quirúrgica del testículo, solución radical para el paciente o tratamiento de radioterapia o quimioterapia o la combinación de ambos.

“Una de las consecuencias de este cáncer es que puede afectar la fertilidad en los hombres, ya que el testículo es el órgano productor de espermatozoides, que secreta las hormonas masculinas”, sostuvo.

Recomienda el auto chequeo de la bolsa escrotal, porque podría tener otras alteraciones y pueden palparse manualmente dentro del mismo testículo, ya que las apariciones de protuberancia son irregularidades, y llaman la atención “por lo que debe realizarse una evaluación urológica lo más rápido posible”.

— Un chequeo a tiempo
Mei Lin recomendó a la población un chequeo prostático preventivo a los 40 años de edad, sobre todo en los que tienen antecedentes familiares que hayan padecido cáncer de próstata. Incluso, con anterioridad se lo pueden hacer.

-- publicidad --