Buen propósito, pero...

Buen propósito, pero…

Buen propósito, pero…

En la Cámara de Diputados hay legisladores con el propósito de aprobar el Código Penal antes de irse de vacaciones navideñas al final de la semana que viene o, como muy tarde, el lunes día 20.

El argumento en la base de esta aspiración es el de lo preferible de un código penal con una materia pendiente, que mantener la vigencia de uno a punto de cumplir ciento treinta años y con infinidad de parches que de alguna manera deben afectar su coherencia.

Hasta ahora la dificultad confrontada por los legisladores a la hora de proveer a la sociedad dominicana con un código moderno la constituye la determinación de la vida en el feto, de la que parte la discusión sobre el aborto.
Es posible que las principales dificultades a la hora de concretar esta aspiración surjan entre los propios legisladores, divididos como la sociedad de la que forman parte.

Ojalá y puedan tener la fiesta en paz y regresar de los festejos con nuevos bríos.
Pero esto no es más que una esperanza.
La realidad es que una vez el proyecto sea puesto sobre la mesa de las discusiones muchos querrán desempolvar las banderas.

Un paso de avance de este proyecto en una de las cámaras del Congreso Nacional es un buen propósito con tal de que nadie se haga demasiadas ilusiones.
Ya antes ha ido bastante lejos, ha sido ley.



El Día

Noticias Relacionadas