Asamblea Pueblos del Caribe denuncia acuerdos de libre comercio golpean a la región

SANTO DOMINGO.– Las organizaciones sociales participantes de la Séptima Asamblea de los Pueblos del Caribe anunciaron su disposición de rechazar y luchar contra los acuerdos de libre comercio que empobrecen y mantienen bajo crisis a los sectores populares y trabajadores de la región.

En estos momentos el Caribe encuentra en medio de una violenta crisis que golpea fuertemente los sectores populares, los trabajadores y toda la población del área, aseguraron los representantes de sindicatos, organizaciones políticas, feministas, ecologistas, campesinas y juveniles, así como otros movimientos sociales y populares de 19 países de la región del Caribe y otros países invitados (Bahamas, Barbados, Belice, Brasil, Cuba, Curazao, Dominique, Guadalupe, Guyana, Haití, Jamaica, Martinica, México, Puerto Rico, República Dominicana, Surinam, Trinidad & Tobago, Uruguay y Venezuela).

En casi todos los países del Caribe, asegura la asamblea en su documento de cierre, continúa una crisis de deuda aparentemente interminable, que ha dado lugar a la violación de los derechos económicos, sociales y culturales de los pueblos; el afianzamiento de la pobreza estructural masiva de la gente; el ataque a los derechos de los trabajadores y de los sindicatos; la destrucción del sector agrícola y la marginación de los campesinos.

En este sentido, afirman, la asamblea rescata las palabras de Fidel Castro en la Conferencia de Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo de Rio de Janeiro en 1992 cuando sentenció: “Páguese la deuda ecológica y no la deuda externa. Desaparezca el hambre y no el hombre”.

Los participantes de la Septima Asamblea de los Pueblos del Caribe identificaron el cambio climático como un fenómeno real y  una amenaza existencial para todos los pueblos de la región y el mundo.  De igual manera reconocieron que la actividad humana en el avance del modelo de desarrollo capitalista está disminuyendo la calidad del clima.

“La Asamblea se solidariza con los pueblos de Puerto Rico, Antigua and Barbuda, St. Thomas, Dominica, St. Martin, Guadalupe, Bahamas, Cuba, República Dominica, Haití que tuvieron que lamentar la pérdida de cientos de vidas y grandes afectaciones económicas por el paso de tres huracanes de gran intensidad, muchas de estas islas fueron prácticamente devastadas. Las consecuencias del cambio climático afectarán cada día a nuestros frágiles ecosistemas”, se destaca en el documento.

Frente a los estragos que genera el cambio climático en la zona, la Asamblea propuso lacreación del estatus de refugiado climático ante eventos extremos como los que acaban de suceder en el Caribe, porque sus delegados consideran que “¡Debemos cambiar el sistema no el clima!”.

La Asamblea de los Pueblos del Caribe se desarrolló en las instalaciones del hotel CoopMarena, Juan Dolio, desde el jueves 26 al domingo 29 de octubre.

La Asamblea de los Pueblos del Caribe (APC) es una dinámica de construcción colectiva del más amplio espectro de organizaciones del Caribe insular. Esa amplitud incluye movimientos sociales, organizaciones de la solidaridad, sindicales, campesinas, barriales, Sin Techo, de mujeres, estudiantes, jóvenes, artistas e intelectuales. También organizaciones políticas, ambientalistas, de economía solidaria, religiosas, entre otras.

Las seis asambleas anteriores fueron celebradas en Trinidad y Tobago (1994), República Dominicana (2001), Haití (2003), Cuba (2008), Barbados (2010) y la VI en Curazao en 2015.

-- publicidad --