Arroceros y autoridades coordinan esfuerzos para salvar sector del arroz

20

*Por Tiffany Rodríguez

SANTO DOMINGO.-El gobierno dominicano y el de los Estados Unidos iniciarán conversaciones para revisar el impacto del calendario de liberación del cereal.

Manolo Tavárez Mirabal, vocero del sector arrocero, explicó que la producción, procesamiento y comercialización de arroz dominicano está amenazada con desaparecer, arruinada por importaciones masivas y desleales desde Estados Unidos donde este cereal es altamente subsidiado y recibe otros incentivos estatales.

Integrantes de la cadena productiva de arroz se sienten esperanzados de que ambos gobiernos entablen un diálogo con el objetivo de posponer la entrada en vigencia del desmonte de aranceles que afectaría a este y otros productos de vital importancia en la alimentación y la economía del país.

Los principales líderes del sector arrocero, revelaron que el tema ha sido puesto en manos del actual Gobierno el cual ha sido muy receptivo frente al justo reclamo del sector arrocero.

Las cuatro asociaciones que representan el sector de productores y molineros son la Federación de Productores de Arroz (FENARROZ), la Asociación de productores de arroz de la Reforma Agraria, Asociación  de Factorías de Reforma Agraria y la Asociación Dominicana de Factorías de Arroz (ADOFA).

Amenaza sector arrocero

El vocero Tavárez dijo que de materializarse esa amenaza, el país perdería su soberanía alimentaria y al mismo tiempo la economía agropecuaria sufriría un golpe mortal que dejaría sin fuente de sustento a más de 30 mil productores arroceros, 80 mil trabajadores directos, a los accionistas y empleados de 300 agroindustrias o factorías y a miles de suplidores de insumos.

Además de que arruinaría la vida y la economía de 21 provincias y 33 municipios, donde el cereal es el principal renglón económico.

La República Dominicana firmó un  acuerdo de Libre Comercio con Estados Unidos y Centroamérica (DR-CAFTA) en  el año 2005, que entró en  vigencia en el 2007. Ese convenio establece un desmonte progresivo de los aranceles de productos agropecuarios,  comienza a acelerarse  hasta quedar libre de impuestos para el año 2025.

La producción de arroz será la más afectada si se mantiene ese calendario de importación.

Tavárez explicó que están haciendo gestiones con el canciller Roberto Álvarez y con el presidente Luis Abinader a fin de explicarle la necesidad que tiene el país de salvar la economía del arroz.

De igual modo, ya se reunieron con el ministro de Industria y Comercio Víctor “Ito” Bisonó  quien asumió el compromiso de buscar alternativas para solicitar a Estados Unidos la revisión del calendario.

También se reunieron la ministra de agricultura, Limber Cruz, quien se comprometió para tener los insumos que permitan alcanzar los objetivos.

-- publicidad --