Anticonceptivos, ¿cuáles son los mitos más frecuentes en consulta? - El Día Portada

Anticonceptivos, ¿cuáles son los mitos más frecuentes en consulta?

Anticonceptivos, ¿cuáles son los mitos más frecuentes en consulta?

Estos métodos han cambiado con el pasar de los años, mejorando la eficacia y seguridad.

Los anticonceptivos son un conjunto de métodos para prevenir embarazos. Estos pueden ser naturales, de barrera, mecánicos, hormonales y quirúrgicos, para mujeres y hombres; incluso existen anticonceptivos de emergencia.

Estos métodos han cambiado con el pasar de los años, mejorando la eficacia y seguridad, disminuyendo en gran medida los efectos secundarios hasta en un 99%, por lo que hace muchas décadas que la eficacia clínica de la anticoncepción en todas sus variables está fuera de duda, así lo establecen las ginecólogas de los Centros de Diagnóstico y Medicina Avanzada y de Conferencias Médicas y Telemedicina (Cedimat), María del Pilar Vargas y Mischelenin González.

Ambas doctoras indican que, aunque el avance ha sido exponencial, todavía en la mayoría de las usuarias existen demasiados mitos acerca de su seguridad, eficacia y la manera en que estos métodos actúan, lo que condiciona en determinadas circunstancias, su empleo en las decisiones de los profesionales de la salud y de las pacientes, debido a la poca información y conocimiento de los mismos.

Es recomendable que antes de iniciar el uso de un método anticoncepción, se acuda a un especialista del área.

Los más frecuentes
Sobre los mitos más frecuentes entre la población femenina, las especialistas señalan que existe de todo.

Entre ellos: el método del ritmo (cuidarse en días fértiles). No es aconsejado para adolescentes, porque es poco efectivo y requiere una gran motivación en la paciente.
Esta población requiere un método más efectivo. No funciona en mujeres irregulares.

Otro de los mitos es que los preservativos se rompen, se salen, no dan placer, dan alergias, no hay para todos los tamaños o fallan.

Detallan que en realidad el preservativo o condón está diseñado para todo tipo de pene, hay de látex y poliuretano y constan de una alta tecnología que no evitan que la relación pueda ser placentera. Tienen la ventaja de que además previenen el contagio de algunas infecciones.

La famosa píldora
Las doctoras recuerdan como otro mito el hecho de que la píldora engorda, produce infertilidad, se debe descansar para desintoxicar el cuerpo o que producen cáncer.

En realidad, enfatizan las doctoras, las pastillas o píldoras anticonceptivas contienen hormonas y funcionan evitando la ovulación, por lo que se mantiene la reserva ovárica.

El riesgo de desarrollar cáncer es mínimo, a menos que haya una predisposición propia de la paciente que contraindique el uso de un anticonceptivo en específico. Aun así, hay otros tipos que se podrían utilizar para esos casos.

Hay estudios que revelan que su uso disminuye el cáncer de ovario.
Su empleo es individualizado, pues contienen diferentes hormonas y diferente concentración hormonal. Al hablar sobre si es cierto que la píldora del día después es abortiva, Vargas y González establecen que esta afirmación es incierta, puesto que se ha demostrado que si la mujer la usa sin saber que está embarazada no causa daño al feto.

Empero, advierten que no se debe abusar de su uso, pues puede descontrolar el ciclo menstrual. No es recomendable usarla más de dos veces al año.

Para lactantes
Las ginecólogas continúan diciendo que las mujeres que están amamantando pueden tomar anticonceptivos hormonales que no afecten la lactancia ni al bebé, puesto que en el mercado existen aquellos que son compatibles con la lactancia.

Al ser cuestionadas sobre si es cierto que hay que tomar descansos periódicos cuando se utilizan métodos hormonales para que no se produzcan efectos adversos, las ginecólogas explican que no, salvo que existan motivos médicos o que la mujer quiera quedar embarazada.

Detallan, además, que es cierto que hay medicamentos que disminuyen la efectividad de los anticonceptivos hormonales. Citan, entre ellos, medicamentos como algunos antibióticos y anticonvulsivantes que disminuyen el efecto anticonceptivo.

Las doctoras dicen que otro de los mitos frecuentes es que se cree que las pacientes que nunca han tenido hijos no deberían usar el D.I.U, siendo esto totalmente falso.

“En los últimos años se ha avanzado en el desarrollo de este tipo de dispositivo, creándolos de tamaños más pequeños y flexibles. Su uso está indicado hasta en adolescentes que inician su vida sexual temprana.

El D.I.U. es muy cómodo
El D.I.U. es un método anticonceptivo muy cómodo y no es cierto que se contraindique en mujeres que no hayan tenido hijos”.

Las galenas Vargas y González concluyen diciendo que cada caso es individualizado. “Recomendamos acudir a una consulta con tu ginecólogo cuando desees usar un método anticonceptivo, pues así se aclaran las dudas y desaparecen los mitos, además de que la elección del método será la adecuada, según sea la necesidad de cada paciente”.

Eficaces

—1— Opciones
El tipo de anticonceptivo que uses depende de tu salud, tu deseo de tener hijos ahora o en el futuro y tu necesidad de prevenir infecciones de transmisión sexual.
—2— Otros beneficios
La pastilla, parche y anillo pueden también ayudar con el acné y regularizar tu período. Algunos de base hormonal pueden reducir dolores menstruales.

Otros mitos sobre los anticonceptivos
-Los parches transdérmicos se caen.
-Los anillos vaginales provocan infecciones y se sienten al tener relaciones sexuales.
-Las inyecciones provocan sangrados.

Estas afirmaciones son mitos en torno a los diferentes métodos anticonceptivos. Todos estos métodos son una buena indicación para las usuarias que se olvidan de la toma diaria de las píldoras.

No provocan infecciones y si se colocan bien no se caen. El sangrado de los anticonceptivos inyectados, es un efecto no deseado debido a la mala elección de este método anticonceptivo, en vista de que son de depósito y no son adecuados para toda usuaria.



Avatar

El Día

Noticias Relacionadas