Lunes, 22 de julio, 2019 | 3:17 pm

Academia de Estudios Políticos y Electorales



Una mirada al ejercicio de la política en el país evidenciaría claramente que acusa de déficits que ameritan ser afrontados exitosamente con urgencia, como una forma de contribuir al fortalecimiento de la democracia dominicana.

La falta de credibilidad en el sistema de partidos, la profesionalización de la política y el encarecimiento de esa actividad, constituyen los principales desafíos que merecen ser superados, debido a su impacto negativo en los esfuerzos de avanzar en la construcción de un proceso democrático que responda a las aspiraciones de la población.

Evidentemente que existe un marcado rezago respecto a muchos países, en los que los sistemas políticos se conforman en base a modernos procesos, unos claramente estratégicos, otros más operativos y un tercer renglón enfocado a dar soporte en el día a día para el adecuado funcionamiento de los equipos dirigenciales. Se trata de las nuevas forma de entender las estructuras que orientan a las agrupaciones políticas ante los votantes y dan respuesta a sus inquietudes y necesidades.

Ante ese entorno que caracteriza a una parte de los Estados a nivel planetario, en la República Dominicana surge la interrogante, ¿cuál o cuáles instituciones deben impulsar seriamente las iniciativas necesarias para enrumbar por mejor camino el ejercicio de la política? En ese contexto, se anunció la semana pasada el nacimiento de la Academia Dominicana de Estudios Políticos y Electorales (Adepe), cuyo propósito consiste en aportar con el desarrollo de la política y el fortalecimiento de la democracia.

La entidad está conformada por profesiones egresados de Universidad de Granada (UG), España, y la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), de República Dominicana; en una maestría de doble titulación en la temática, financiada casi totalmente por la gestión que encabezó Roberto Rosario Márquez en la Junta Centra Electoral (JCE).

La Adepe tiene como objetivo general el realizar estudios e investigaciones científicas en el ámbito político y electoral y aportar al fortalecimiento de los procesos electorales de la República Dominicana y la comunidad internacional. Además, promover la formación de líderes políticos que asuman principios éticos y democráticos y desarrollar programas de asesoría, montaje de estrategias, formación política y electoral, así como generar conciencia social y de ciudadanía responsable.

El Consejo Directivo de la Adepe lo conforman José Lino Martínez, coordinador; Leonardo Suero, vicecoordinador; Franklin White, asuntos electorales; Jorge Suncar, internacionales; Juan Moreno, académicos; Landia Molina, secretaria ejecutiva y de equidad de género; Luis García, comunicaciones; Well Sepúlveda, finanzas; y José Miguel Vásquez, vocal.

Entre los miembros fundadores están también el presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE), Román Jáquez Liranzo, y el académico Benito Vidal.

El éxito en la actividad política radica en la capacidad de los actores enfrascados en la lucha por el control de las estructuras de poder para convencer y persuadir al mayor número posible de ciudadanos de una sociedad determinada, quienes, en democracia, son los que imponen la voluntad popular.

Mediante la profesionalización de la política y la reducción de los gastos en la actividad, sin duda que se contribuirá a afrontar males persistentes que generan corrupción: el clientelismo y el populismo.

Hay que asumir el compromiso de impulsar acciones que sean fuentes de inspiración enfocadas en el fortalecimiento de la democracia y los sistemas de partidos y electoral en la República Dominicana, basadas en la credibilidad, la honestidad, la confianza y diafanidad en cada una de sus acciones.
¡Enhorabuena, Adepe!

Publicidad