Academia de Cirugía Plástica reconoce a profesionales de la medicina y educadores

9

Santo Domingo.– La Academia Dominicana de Cirugía Plástica reconoció a profesionales prominentes de la salud al conmemorar su primer aniversario, donde dio a conocer los logros sociales y académicos alcanzados en su primer año de fundada.

En la actividad,  celebrada en el salón Aquamarina Norte del hotel Embassy Suites, asistieron personalidades de diferentes áreas de la medicina y otras profesiones, quienes aportaron para el desarrollo de la institución en su primer año hablaron los doctores Manuel Tarrazo, Héctor Cabral Guerrero y Orlando Vargas, quienes destacaron los trabajos que han hecho en este año a beneficio de las personas pobres que requieren el servicio de cirujanos plásticos y en la formación de los cirujanos.

Al presentar los logros el doctor Manuel Tarrazo dijo que en la reuniones de la Academia comparten proyectos, planes, conocimientos de interés común y temas de actualidad inherentes a la especialidad, entre los que citó los coloquios sobre las células progenitoras procedentes de la grasa con las que se está investigando el  tratamiento de enfermedades hasta ahora sin cura y la regeneración de tejidos como córnea retina cartílago páncreas.

Manifestó que han hecho coloquios sobre el uso de este descubrimiento de la ciencia aplicado a la cirugía reconstructiva y proyectando nuevos conceptos en esta revolución de conocimientos que nos han impulsado a atrevernos a hablar de  nuevos conceptos entre ellos el que bautizamos como medicina plástica y regenerativa, obteniendo los beneficios que hay dentro del organismo para auto regenerarlo,  desde la sangre, los factores de crecimiento, el plasma o la grasa de uno mismo.

Asimismo, dijo que celebraron un curso sobre liposucción con tecnología ultrasónica  y profesores extranjeros para lipoescultura de alta definición, logrando resultados en tres dimensiones creando luces y sombras y así definir en detalle la anatomía corporal, músculos abdominales, pectorales glúteos.

En el proyecto asistencial y el empeño de llevar las técnicas más actuales a los más desfavorecidos,  hicimos una convocatoria a la población femenina afectada de mamas gigantes, anomalía que supone restar mucha calidad de vida a las pacientes que la sufren ya que el peso de las mamas afecta la espalda y los sujetadores afectan los hombros al punto de dejar huellas de hasta dos dedos de profundidad entre el hombro y el cuello, además de dermatitis en la piel que apoya y roza la mama con el abdomen, sudoración y mal olor a pesar de la higiene.

Informó que a la convocatoria acudieron más de 500 mujeres y fueron seleccionados los casos que realmente lo necesitaban y sin recursos para resolver el problema.

Dijo que buscaron el apoyo de instituciones públicas neutrales para la realización de las cirugías y así evitar comentarios destructivos a nuestro proyecto, pero les dieron las espaldas, pero que

los académicos que tienen clínicas propias, entre estos centros Be Center, Cipla  y Caribbean Plastic Surgery, las pusieron a la disposición del proyecto de manera totalmente gratuita.

“Tenemos una mención especial a la única institución fuera de la academia que creyó en nosotros y nos apoyó incondicionalmente, sin peros, sin límites, con estas palabras nos respondió el doctor Félix Antonio Cruz Jiminián, cuando quieran lo que quieran».

Al conmemorar el primer aniversario el presidente de la entidad Orlando Vargas,dejó abiertas las puertas de la academia a todo el que desee colaborar en esta labor que dejó de ser un sueño para convertirse en realidad de la que nos sentimos súper orgullosos y que dejamos abierta a todos los cirujanos plásticos titulados de la Republica Dominicana.

Manifestó que la entidad une a médicos especialistas titulados en cirugía plástica con el fin común de dar a conocer la especialidad, elevándola, posicionarla y manteniéndola al más alto nivel tanto nacional como fuera de nuestras fronteras, con un propósito fundamentalmente docente y asistencial a favor  tanto de la cirugía plástica dominicana como de los dominicanos  más necesitados, a los que pretenden llevar el más alto nivel especializado con su  altruista labor.

Como parte de los esfuerzos de la Academia han seleccionado distinguidas personalidades para reconocer sus aportes a la población Dominicana.

Los médicos reconocidos por su labor profesional y educativa fueron el doctorJuan Oviedo, presidente de óptica Oviedo, el doctorWaldo a Ariel Suero, presidente del Colegio Médico Dominicano, doctor Jorge Asjana,vicerrector académico de la UASD, doctor César Mella                          Mejía, pasado presidente del Colegio Médico Dominicano y el doctor Félix Antonio Cruz Jiminián.        director de la Clínica Cruz Jiminián.

El acto fue organizado por los fundadores de la Academia Dominicana de Cirugía Plástica,   doctores Héctor Cabral Guerrero, Rafael Cisneros, Edgar Contreras, Manuel Tarrazo, Martha Vargas y el actual presidente Orlando Vargas.

Al grupo se han ido uniendo más profesionales apasionados por el proyecto de la Academia contribuyendo a poner en marcha los planes y proyectos a beneficios de los especialistas y la población dominicana.

Dieron la bienvenida a los doctores. Nelson Rosario, Ramón Sabala, Guillermo Lorenzo, Luis Andrés Cordero, Jvelisse Bello, Alelí Pérez y Ramón Marcelo, quienes se incorporan a la entidad para aportar sus conocimientos.

El doctor Héctor Cabral Guerrero, dijo que para la Academia Dominicana de Cirugía Plástica es un verdadero honor llegar a esta fecha con los deberes hechos, después de haber pasado algo más de un año que este grupo de profesionales, especialistas en esta materia, egresados nacionales como de distintos países del como Francia, España, Brasil, Venezuela, todos con una misión, visión y valores comunes, que sin pensarlo dos veces arrancamos con un sueño presentar a la Sociedad Dominicana planes, propuestas y logros hoy alcanzados.

Expresó que tienen la necesidad de elevar la Cirugía Plástica al más alto nivel docente en el país, fomentar el compañerismo entre profesionales afines cuyas labores coinciden en ejercer esta especialidad con la seriedad, honestidad y dedicación al trabajo que sus maestros les enseñaron, así como llevar las técnicas más avanzadas a los más necesitados en manos expertas.

El doctor Manuel Tarrazo agradeció la incorporación de profesionales que sin ser miembro de la Academia asumieron el compromiso de poner sus servicios para beneficiar a personas de escasos recursos económicos que necesitaban de una reducción de mama para resolver problemas de salud.

Entre estos profesionales citó a cirujanos plásticos que al enterarse de la labor se apuntaron incondicionalmente a ayudar, así como Anestesistas, ayudantes, enfermeras, administrativos y el doctor Felix Antonio Cruz Jiminian, los académicos dueños de clínicas que pusieron sin condiciones sus instalaciones al servicio de estos paciente protagonistas que al ser elegidos entre los que no pueden devolver el favor hacen que no haya palabras para expresar la satisfacción del deber cumplido.

 

-- publicidad --