Domingo, 18 de agosto, 2019 | 1:30 pm

A fin de mes



Hay tres posiciones sectoriales que apuntan a ver desde distintos ángulos la resolución tomada por el Comité Nacional de Salarios, y que culminó con el aumento de 14 por ciento a los salarios mínimos de la empresa privada no sectorizada.

Entre ellas, la primera: una confederación tilda de miserable el aumento, finalmente alcanzado. Y prácticamente ruega a los empresarios que acepten dicho aumento, todavía en disputa.

La segunda tiene que ver con la posición del ministro de Trabajo. Para él no hay razones válidas para que los empresarios se molesten e impugnen la decisión alcanzada por dos sectores, concerniente al aumento de sueldo.

Y la tercera está vinculada a una promoción de ahorro que periódicamente hacen diferentes entidades bancarias y que coincide con este acuerdo de aumento de sueldo.

Alcancías de diferentes formas y tamaños se exhiben en las diferentes sucursales financieras como el señuelo idóneo para atraer ahorrantes de diversos sectores.

De acuerdo al monto que recibirán los beneficiados por el reciente aumento de sueldo habrá muy pocos, quizá nadie, que opte por destinar una parte de ese dinero para ahorrarlo.

Sobre todo porque no alcanza para cubrir las necesidades básicas. Y peor aun: una familia no llega a fin de mes con la cantidad de dinero que recibe como paga.

Un sueldo digno todavía seguirá siendo un sueño para una inmensa mayoría de trabajadores dominicanos, lamentablemente.