Lunes, 24 de junio, 2019 | 5:16 pm

Cómo tratar los difíciles dolores menstruales o dismenorrea

Galeno dice estos se tornan críticos en ocasiones, según la etapa en que se desarrolla la vida

32V 29_1,p01


Las “menstruaciones dolorosas” constituyen un motivo frecuente de consulta debido a las molestias que generan en la vida cotidiana de la mujer.

Son muchas las mujeres que sufren dolores fuertes durante la menstruación, ocasionados de forma natural por el organismo y si hay una enfermedad base.

Esas molestias provocan que la mujer se acueste, deje de trabajar o se ausente de sus actividades cotidianas.

Como nombre se le llama dismenorrea o dolor menstrual, definido como uno de los cuadros cíclicos dentro de los procesos dolorosos pélvicos crónicos que afectan a la mujer, tornándose crítico en ocasiones según la etapa en que se desarrolla la vida.

El ginecólogo Eleazar Santana, del Centro de Diagnóstico Medicina Avanzada y Telemedicina (Cedimat), habla del tema y al hacerlo explica que hay tres tipos de dismenorrea, de los cuales sólo uno se identifica con enfermedad o problemas orgánicos: primaria, secundaria y esencial.

Puntualiza que en la primaria los dolores se producen a partir del primer mes de la menstruación registrada por la mujer; la secundaria es cuando la mujer tiene alguna causa física y aparece una semana antes de la menstruación; en tanto que en la escencial no se evidencia ninguna causa que la produzca.

Antes de seguir, el doctor Santana prefiere hacer un alto en la secundaria para explicar que este tipo de dismenorrea ocurre cuando se pone de manifiesto un soporte orgánico de tipo endometriosis, adenomiosis, fibromas, adherencias pélvicas o dispositivos intrauterinos y la obstrucción congénita o adquirida del tracto de salida, incluyendo estenosis cervical.

El galeno, quien es ginecólogo especializado en endometriosis, dice que la dismenorrea es un problema clínico en el que en algunas mujeres produce molestias en el momento de pasar por el ciclo menstrual.

Al hablar de los diferentes tipos, refiere que la dismenorrea primaria se produce generalmente en adolescentes que tienen menos de 20 años y desaparece a medida que la misma va entrando en edad y después de un embarazo.

En el caso de la secundaria, anota que se produce después de los 20 años y es más frecuente alrededor de los 30 años, teniendo como causa alguna enfermedad orgánica, en la mayoría de los casos una endometriosis, la cual se confirmaría con una exploración laparoscópica.

Cuando el dolor se convierte en insoportable o molestoso e inhabilitante, usualmente la mujer suele acudir al médico por la preocupación de que pudiera tratarse de una enfermedad.

Santana aconseja que a la paciente acudir a la consulta ginecológica, donde se le requiere la historia de los dolores para dirigir un diagnóstico para mejor manejo del dolor.

Explica que, además del historial, la mujer es sometida a exámenes ginecológicos que incluye palpar la vagina, el útero y los ovarios.

Pide a las mujeres anotar en su calendario menstrual las fechas de las molestias o dolores y la ingesta de algún analgésico antes de acudir al médico especialista, lo que permitirá un diagnóstico más certero.

Agrega que, si hay causas orgánicas de los dolores menstruales, si se trata de una dismenorrea secundaria, la paciente es sometida a otras pruebas como análisis de sangre, sonografías y laparoscopia.