10 consejos para el cuidado de niños con capacidades diferentes en Semana Santa

10 consejos para el cuidado de niños con capacidades diferentes en Semana Santa

10 consejos para el cuidado de niños con capacidades diferentes en Semana Santa

Santo Domingo.– Ruth Esther Kelly Rubio y Rosanna Heredia Brea, psicólogas clínicas del equipo de profesionales de Rehabilitación, detallan la importancia del cuidado y la prevención en las actividades con los más pequeños del hogar durante el feriado.

1-Mantén una rutina consistente. Durante las vacaciones, es importante mantener una estructura y horarios consistentes, especialmente en la administración de medicamentos. ¡No olvides llevar contigo los medicamentos necesarios y asegurarte de que se administren según lo prescrito!

2-Comunicación con el equipo médico. Antes de salir de vacaciones, asegúrate de tener una comunicación clara con los médicos o terapeutas que atienden a tu hijo. Pregunta sobre cualquier precaución especial que debas tener en cuenta y cómo manejar situaciones inesperadas.

3-Planificación de actividades apropiadas. Considera las necesidades específicas de tu pequeño ,al planificar actividades. Evita lugares con multitudes o ruidos fuertes si sabes que pueden ser desencadenantes de emociones incómodas. Trata de involucrarlo en actividades calmadas y relajantes.

4-Atención a las señales de Estrés. Observa de cerca las señales de estrés en tu hijo o hija. Si notas que está mostrando signos de incomodidad o sobrecarga sensorial, toma medidas para ayudarlo a sentirse seguro y cómodo. Esto podría significar tomar un descanso tranquilo o cambiar de entorno.

5-Autocuidado de los cuidadores. Recuerda que también es importante cuidar de ti mismo durante este tiempo. Las vacaciones pueden ser estresantes, especialmente para aquellos que cuidan a niños con necesidades especiales. No dudes en pedir ayuda cuando la necesites y tomate momentos para descansar y recargar energías.

6-Vacaciones en Familia. Si es posible, planifica unas vacaciones cortas que se adapten a las necesidades de tu hijo. Elije destinos que ofrezcan comodidades y actividades adecuadas para su nivel de funcionalidad.

7-Participación en celebraciones religiosas. Si la tradición de tu familia incluye actividades religiosas, involucra a tu hijo en la medida de lo posible. Esto puede implicar asistir a servicios religiosos adaptados o participar en actividades dentro de la comunidad.

8-Manualidades Temáticas. ¡Las manualidades son una excelente manera de fomentar la creatividad y la unión familiar! Dedica tiempo a hacer manualidades con motivos de Semana Santa, adaptadas al nivel de habilidad de tu hijo.

9-Excursiones apropiadas. Explora opciones de excursiones que sean accesibles y estimulantes para tu hijo. Pueden ser paseos por la naturaleza, visitas a museos con actividades interactivas o días en parques temáticos adaptados.

10-Tiempo de calidad en casa. No subestimes el valor del tiempo tranquilo en casa. Dediquen momentos a cocinar juntos, ver películas o simplemente disfrutar de la compañía mutua. Estos momentos pueden ser tan significativos como cualquier otra actividad planificada.

Ruth Esther Kelly Rubio y Rosanna Heredia Brea concluyen resaltando que cada familia es única y que los padres no duden en ajustar todos los consejos ofrecidos, según lo que funcione mejor en su familia.