Martes, 18 de septiembre, 2018 | 4:08 pm

La atención ante un infarto es la diferencia entre la vida y la muerte

funcionar correctamente ante una parada cardíaca. Realidad. La intervención temprana mejora la probabilidad de que una persona pueda recuperarse exitosamente de este tipo de evento.

info-rcp


Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el infarto cardíaco es la principal causa de muerte en el mundo, ya que el 30 % de los casos no llegan a la emergencia y un 30 % de los que llegan tienen complicaciones y pueden fallecer.

Se estima que, aproximadamente, 100 millones de personas sufren un infarto al miocardio al año y, de esa cifra, 17 millones se traduce en muertes.

De estas estadísticas, los hombres tienen mayor probabilidad de sufrirlo que las mujeres, pero existe mayor mortalidad en las mujeres debido a que se les presta menos atención a los síntomas de infarto que presentan.

Cifras dominicanas

En la República Dominicana, según el Ministerio de Salud, el infarto de miocardio es una de las principales causas de mortalidad y discapacidad física, con cifras de muertes anuales estimadas en 6,000 personas y una incidencia de entre 10,000 y 15,000 infartos anuales.

Atención adecuada

Para salvar la vida a una persona que esté sufriendo un infarto es vital darle respuesta inmediata, asegura el doctor Emil Jorge Manzur, Medicina Interna y Crítica, Coordinador Laboratorio Simulación en los Centros de Diagnóstico y Medicina Avanzada y de Conferencias Médicas y Telemedicina (Cedimat).

Para situaciones donde una persona se puede ver afectada por un infarto al corazón o un ahogamiento, es importante que se conozcan las técnicas de primeros auxilios, como la reanimación cardiopulmonar (RCP), un conjunto de procedimientos organizados que se ponen en marcha para que el sistema cardiovascular vuelva a funcionar correctamente ante una parada cardíaca o respiratoria, que puede ser causada por eventos isquémicos (infarto agudo al miocardio), descargas eléctricas o por ahogamiento.

En un ataque cardíaco súbito el ritmo cardíaco pasa de un latido normal a un ritmo irregular y rápido denominado fibrilación ventricular. Esto sucede en aproximadamente dos de cada tres casos de parada cardíaca.

Los episodios de fibrilación ventricular son críticos a menos que se aplique una descarga eléctrica, denominada desfibrilación. La RCP no evita la desfibrilación, pero aumenta considerablemente el tiempo en que esta puede ser efectiva. La CPR aporta una Ho de sangre oxigenada al cerebro y al corazón y mantiene estos órganos vivos hasta que la desfibrilación pueda instaurar el ritmo normal del corazón.

Dar respuesta inmediata

“La tasa de mortalidad es de un 89-98 % en eventos cardiovasculares porque los afectados no reciben reanimación cardiopulmonar, la cual disminuye a un 26-60 % si se lleva a cabo, cifras que ciertamente avalan la importancia de estas prácticas”, afirma Manzur.

Se ha demostrado, de acuerdo al especialista, que la intervención temprana mejora la probabilidad de que una persona pueda recuperarse exitosamente de un evento cardiovascular y que recibir RCP por un espectador no afín al área médica, aumenta radicalmente la tasa de éxito. Las medidas de reanimación cardiopulmonar pueden conseguir, en muchos casos, que el corazón vuelva a latir, siendo esencial la rapidez en iniciar la reanimación.

Importantes cambios

La RCP ha ido cambiando en los últimos años y una de las organizaciones más importantes para reunirse y recomendar cómo debe realizarse es la American Heart Association (AHA), que en 2010 presentó su actualización llamada Atención Cardiovascular de Emergencia (ACE).

Emil Jorge Manzur indica que un factor importante es el uso de los desfibriladores externos automáticos (DEA), los cuales han demostrado disminuir significativamente la mortalidad de estos eventos de ser usados de forma temprana.

Por ley, en Estados Unidos se exigen en lugares públicos, compañías, hoteles, aeropuertos y demás sitios de concurrencia y se fomenta en las comunidades el conocimiento y uso del mismo.

“Se describe que no hay buenos cuidados avanzados de salud si no hay un buen pilar básico de los mismos, por lo que el entrenamiento masivo es clave para lograr disminuir la mortalidad de estos eventos, por esta razón es necesario implementarlo en nuestro país”, agrega el doctor, quien dice que en el Cedimat buscan intervenir no solamente en la terapéutica, sino en la educación para extender a la población estos conocimientos para poder salvar más vidas.

80 % De posibilidades
Hay de que la persona llegue viva al centro de salud si se le reanima en el primer minuto. Después de los 10 minutos, las posibilidades son mínimas.

En el Centro de Simulación
Desde el año pasado se imparten cursos de RCP en el Centro de Simulación del Cedimat a los residentes, donde se les entrena en estas técnicas que salvan vida.