Martes, 22 de enero, 2019 | 4:39 pm

Hoy se conmemoran 47 años del Día de la Resistencia Heroica

amaury


Santo Domingo.- Hoy 12 de enero se conmemora el Día de la Resistencia Heroica en honor a Los Palmeros,  un grupo de hombres que defendieron con su vida los ideales democráticos.

Estos luchaban por devolverle a la República Dominicana su democracia perdida tras el derrocamiento de Juan Bosch, el mismo estaba conformado por Amaury Germán Aristy, Virgilio Perdomo Pérez, Bienvenido Leal Prandy, Ulises Cerón Polanco, entre otros.

Los Palmeros aspiraron a un país más solidario donde la población pudiese disfrutar de sus derechos a la salud, a la educación y al bienestar, se mantuvieron siempre firmes pese a los desafíos.

Fueron perseguidos por las autoridades de la época y en medio de un enfrentamiento desigual que tuvo lugar en el kilómetro 14 de la autopista Las Américas, cayeron abatidos el 12 de enero de 1972.

Lea también:  Los Palmeros, comando de la resistencia; ejemplo de valentía y sacrificio

La ley Número 1-13 que declara el 12 de enero de cada año como “Día de la Resistencia Heroica”, en honor a los hombres y mujeres que lucharon por una sociedad más justa, basada en la cultura de paz, la verdad, la justicia y el respeto de los derechos fundamentales consagrados en la Constitución dominicana.

El Poder Ejecutivo promulgó esta ley el 9 de enero de 2013. La medida, que fue firmada por el presidente Danilo Medina, fue aprobada en última lectura por el Senado de la República el cinco de diciembre de 2012.

El 12 de enero del 2012, fue inaugurado  el monumento de Los Palmeros, en conmemoración del cuadragésimo aniversario de la caída en combate de los héroes del 12 de enero del 1972, Amaury Germán Aristy, Virgilio Perdomo, Ulises Cerón y Bienvenido Leal Prandhy (La Chuta), con una inversión de RD$12 millones de pesos, de los cuales el Ayuntamiento de Santo Domingo Este donó 5 millones y los terrenos.

Este sábado  las fundaciones  Amaury Germán Aristy y Francisco Alberto Caamaño inaugurarán un monumento  en la cueva donde el 12 de enero de 1972 la sangre de Los Palmeros abonó el árbol de la libertad.

De acuerdo a Claudio Caamaño, este monumento será inaugurado como recuerdo permanente de esa heroica resistencia que puede ser considerada como una de las batallas más desiguales en toda la historia de la humanidad.