Jueves, 23 de mayo, 2019 | 3:05 pm

Xiomara le metió el Guante al PLD



El triunfo de la maestra Xiomara Guante en la Asociación Dominicana de Profesores (ADP) es un duro revés para el gobernante Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y, por la misma razón, una luz de esperanza para la oposición, para el magisterio y para el país.

Guante, que contaba con el apoyo del Partido Revolucionario Moderno (PRM), el Partido Comunista del Trabajo (PC) y el Frente Amplio, obtuvo un triunfo indiscutible sobre el profesor Eduardo Hidalgo, que es apoyado por el PLD, por lo que se trata de una relevante victoria gremial y política de la oposición.

Con sus cerca de 110 mil miembros, entre activos y pasivos, más de 2,500 dirigentes repartidos en los 155 municipios del país, la ADP es sin duda el principal gremio del país, por lo que todo lo que allí ocurra debe ser analizado cuidadosamente, pues podría ser una muestra de un sentimiento más amplio en la sociedad dominicana.

Cronistas deportivos, como mis colegas Hugo López o Carlos Nina Gómez, dirían que el guantazo de Xiomara (la oposición) dejó “grogui” a Hidalgo (PLD-Gobierno), y es que todavía a los dos días de las elecciones el presidente de la ADP no aparecía ni por los centros espiritistas. Fue el viernes por la tarde cuando dio una rueda de prensa en la cual admitió su derrota.

Después de seis años en la presidencia del gremio, Hidalgo llegó a pensar que era invencible.

He escuchado a varios analistas tozudos decir que el triunfo de Guante sobre Hidalgo se debe a que los leonelistas votaron en contra de Hidalgo, y a que el ministro Andrés Navarro usó sus influencias en contra del candidato oficialista.

Sin embargo, la derrota de Hidalgo en la ADP tiene que ver más con el hastío. La gente se está “jartando” del PLD.
También se puede ver como un voto de castigo por su mal manejo al frente de la ADP, pues siendo presidente del gremio se opuso a que los directores regionales y distritales fueran escogidos en base al mérito.

Algo en lo que el ministro Navarro asumió una posición más avanzada que la del sindicalista. ¡Vaya paradoja!
Pero la lección más importante que se puede sacar es que cuando la oposición se unifica y lleva un buen candidato puede alcanzar el triunfo. Que no es cierto que el PLD sea invencible.

Por eso ahora, después de felicitar a la profesora Xiomara Guante, a las corrientes magisteriales José Fco. Peña Gómez y Juan Pablo Duarte, a los profesores María Teresa Cabrera, Juan Núñez, Ivelisse Prats de Pérez y Rafael Santos, vamos a apostar por que la nueva directiva de la ADP haga una buena gestión por el bien de los maestros dominicanos y del sistema educativo. Se puede.

Publicidad