Miércoles, 17 de julio, 2019 | 2:32 pm

Winifer Cruz: ‘Nunca perdí la esperanza’

La joven madre agradece por tener a su pequeña que había sido robada

Winifer tiene a su  “Milagro” en brazos, luego de una semana.
Winifer tiene a su “Milagro” en brazos, luego de una semana.


Santo Domingo.-Un ambiente de paz y felicidad es el que se respira en la de casa de la joven Winifer Cruz, luego de que la Policía diera con el paradero de la niña que había sido raptada de la Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia la semana pasada.

Winifer narra que nunca perdió la esperanza de encontrar a su pequeña, ya que sentía que estaba viva y aparecería en algún momento.

Tanto la adolescente de 15 años como algunos de sus familiares consideran que quien robó la niña, una mujer identificada por la Policía como Yohanni Martínez, de 25 años, habría cometido el hecho con la complicidad de otras personas, debido a que esta dio el nombre de la madre de la infante cuando se la entregaron, e incluso la llegó a amantar para hacer creer que era su hija.

Además, consideran que la mujer no tenía ninguna intención de hacer daño a la bebé, ya que estaba bien cuidada y en buen estado de salud.

Según dijeron a EL DÍA, a la acusada de raptar la niña se le murió su criatura en la maternidad y al parecer quedó traumatizada por la situación, lo que la llevó a permanecer en el centro días y noches, incluso dormía tirada en cualquier lugar de las instalaciones.

La Policía dio con el paradero de la mujer luego de que alguien llamó a la familia de Winifer para decirle que tenía información de quién poseía la niña, pidiendo no ser identificado.

Esto ocurre luego del retrato hablado que puso acircular la institución del órden. Fue así como las autoridades llegaron al sector Barrio Nuevo, en Villa Mella, donde la misma mujer a quien buscaban ofreció detalles, pero no a favor, sino para despistar a las autoridades.

Sin que se diera cuenta le tomaron una foto y la enviaron al Palacio de la Policía para obtener información sobre la acusada y esta resultó ser la mujer que se robó la niña.

Un milagro

Winifer no para de sonreír porque “tiene a su Milagros” en casa.

La bebé, con apenas 18 días de nacida, ya tenía su nombre desde antes de ver la luz de manera prematura.

Su madre le tenía por nombre Wisleyni Argentina, pero lo cambió a Milagros Wisleyni porque tanto los familiares como sus vecinos, en el sector Pueblo Nuevo de Los Alcarrizos, entienden que el hecho de que la niña apareciera sana y sin ninguna complicación es un milagro.

Contaron que las oraciones en el sector aun no paran, primero pidiendo por la niña y ahora para dar gracias.

Piden disculpas a doctora

Pidieron excusas a la doctora y al personal médico de la maternidad que habían acusado de estar confabulados con la desaparición de la niña.

La recién nacida fue recuperada la tarde del sábado por la Policía Nacional en Barrio Nuevo de Villa Mella y Yohanni Martínez, acusada del robo, fue puesta a disposición del Ministerio Público que evaluará sus condiciones mentales.

Según parientes de Winifer Cruz, la joven arrestada hablaba muchas incoherencias mientras era investigada en el Departamento de Trata del Palacio de la Policía Nacional, donde dijo que acudió solo a colaborar porque no sabía nada.

La madre de la niña, de tan solo 15 años, es soltera y dice que del padre de su hija sabe poco.