Jueves, 18 de abril, 2019 | 8:20 pm

Wellington Arnaud: PLD ha destruido la confianza en la política dominicana

Wellington Arnaud dijo que la gente se siente desencantada y cada vez cree menos en la política
Wellington Arnaud dijo que la gente se siente desencantada y cada vez cree menos en la política


Hermanas Mirabal.- El precandidato presidencial por el Partido Revolucionario Moderno (PRM), Wellington Arnaud, aseguró aquí que las promesas incumplidas,  la corrupción, el elevado nivel de inseguridad y el alto costo de la vida han destruido la confianza en la política dominicana.

Dijo que ante esa situación tiene el compromiso y el reto de enfrentar esos males para hacer un ejercicio decente de la administración pública.

 “La gente se siente engañada por las falsas promesas de los peledeistas, pero nosotros tenemos el gran desafío y la responsabilidad de que el pueblo dominicano deje la apatía y recupere la confianza en la política y los políticos”, externó Wellington Arnaud.

Durante su acostumbrado recorrido “Arando la Tierra”, esta vez en la provincia Hermanas Mirabal, Arnaud estuvo en los municipios Villa Tapia, Tenares, Salcedo, el distrito municipal Blanco Arriba, el mercado municipal y otras comunidades en las que sintió el descontento y el rechazo de la gente a la administración peledeista, debido a que en casi 20 años de Gobierno no ha resuelto las principales necesidades de esa demarcación.

En el distrito municipal Blanco Arriba, Wellington Arnaud escuchó el reclamo de arreglo de la carretera, ya que, debido a los numerosos hoyos, es comparada con un cartón de huevo vacío. Otras inquietudes son la inseguridad, la falta de empleos y oportunidades para los jóvenes.

Dijo que en su periplo “Arando la Tierra” es notorio el entusiasmo y el respaldo extraordinario de los compañeros y militantes del Partido Revolucionario Moderno quienes demandan un liderazgo responsable, una oposición que tenga propuestas claras y con la determinación que requiere esta coyuntura política que vive el país.

“La gente se siente desencantada y cada vez cree menos en la política, pero ese es el desafío fundamental de la nueva generación, demostrar que no todo está perdido, que sí hay hombres y mujeres que tienen la responsabilidad de guiar a República Dominicana por otro rumbo, donde la ética, los valores y los principios familiares sean rescatados”, concluyó Arnaud.