Volvemos a las urnas

70
Nassef Perdomo Cordero, abogado.

El domingo en la mañana las urnas se abrirán nuevamente para que los dominicanos decidamos quiénes deben gobernarnos durante los próximos cuatro años.

Participaremos en condiciones muy precarias, con una pandemia en pleno desarrollo. Un reto adicional a los tradicionalmente enfrentados que ocurre tras un inicio accidentado del calendario electoral.

 

Pero independientemente del contexto, es saludable que participemos en las elecciones. Hace ya mucho tiempo que es tarde para preguntarse si la clase política debió buscar la forma de aplazarlas, de tal manera que no coincidieran con los momentos duros de la pandemia. No es posible suspender las votaciones por tercera vez en un mismo año sin generar una crisis de difícil solución.

Así las cosas, nos vemos conminados a equilibrar la salud pública con la salud política.

Desafíos de este tipo no son comunes. Ha pasado una generación desde que nuestro país se enfrentara a uno de similar envergadura.

Por ello, debemos hacer acopio de nuestras virtudes ciudadanas, que son mayores de lo que nos gusta creer. Los dominicanos debemos ejercer nuestro derecho al voto por los candidatos que prefiramos y cuidando nuestra salud, que en estos momentos es cuidar la salud de todos.

Superado el proceso electoral tendremos que poner el énfasis nuevamente en enfrentar la pandemia, que no obedece a dictados humanos ni tampoco respeta calendarios. Debemos irnos acostumbrando a la idea de que la vida que conocíamos no retornará en lo inmediato, si es que lo hace.

Las nuevas autoridades deben encontrar a una ciudadanía dispuesta a asumir más y mayores sacrificios que los ya hechos. Para ello lo mejor es que el proceso electoral termine exitosamente, que sea caso cerrado al llegar la fecha de cambio de mando.

El aporte que los ciudadanos podemos hacer es doble: cuidar nuestra salud y acudir a votar. Hagamos nuestra parte.

-- publicidad --