Vladimir Guerrero Jr. trabaja duro para la próxima temporada

Enfoque. Busca mejorar su físico y estar en buena forma para el spring training. Comparación. “Mi papá ya hizo lo suyo, ahora me toca a mí”.

Toronto Blue Jays' Vladimir Guerrero Jr. warms up for an All Star exhibition softball game at Rod Carew stadium in Panama City, Saturday, Jan. 11, 2020. (AP Photo/Eric Batista)

PANAMÁ.-A Vladimir Guerrero Jr. le persiguen incesantemente las preguntas y comparaciones con su padre homónimo, otrora recio bateador dominicano y actual inquilino del Salón de la Fama.

“Ya él cumplió su gran carrera y quisiera ser igual que él’”, destacó el joven pelotero de rizos dorados, cuya cuna fue un estadio de béisbol y que se perfila como una mega estrella en las Grandes Ligas.

La gran joya de los Azulejos de Toronto, quien visitó el fin de semana Panamá para disputar un partido de exhibición de softbol, sabe, empero, que apenas comienza a labrar su carrera.

Guerrero hijo se prepara con todo para lo que será su primera temporada completa en el 2020, luego de un debut explosivo el año pasado y una fabulosa exhibición de poder en el Derby de Jonrones, previo al Juego de Estrellas.

Vlad Jr. es consciente que debe mejorar en su físico para su exigente labor como antesalista y enmendar aspectos de su potente bateo. El ADN de bateador de largo metraje lo tiene.

“Estamos tratando de aprovechar todo el tiempo posible para prepararnos”, señaló a The Associated Press, mientras un grupo de peloteritos panameños se abalanzaban sobre él para que les firmase pelotas y gorras en el Estadio Rod Carew en Panamá.

“Tengo que trabajar duro, aspiro a mejores números”. Después de imponer guarismos espectaculares en las menores, Guerrero hijo, de 20 años, subió a las mayores el 26 de abril. Bateó para .272 en 123 partidos y 464 turnos, con 15 jonrones, 53 anotadas y 69 empujadas.

Como antesalista, Guerrero demostró buenas manos con el guante y un tiro de rayo a primera base.

“Hiciste un buen trabajo en este primer año, ahora toca descansar un poco para seguir trabajando duro», le dijo en un tuit su papá Vladimir Guerrero, exaltado al Salón de la Fama del Béisbol en 2018. Pero “El K” como se le llama en las Grandes Ligas, dejó claro que un asunto en el que tenía que trabajar era en la parte física y quitarse algunos kilos de más.

Mejorar bateo

Guerrero también busca mejorar aspectos de su bateo. Es reconocida su fuerza sobrenatural, pero los expertos y algunos Grandes Ligas retirados consideran que debe ser más paciente, tener más control con el madero y golpear mejor la pelota.

“Su poder es fenomenal», comentó el retirado Grandes Ligas, el curazaleño Andruw Jones, quien invitó al jugador nacido en Montreal, al receptor venezolano de los Reales de Kansas City Salvador Pérez, a participar de la exhibición en Panamá.

“Él Tiene todo el talento, él va a explotar más”.

— Ninguna sorpresa
A nadie sorprende lo que Guerrero demostró en su primer año con Toronto y en lo que le queda por exhibir ofensivamente en el futuro. Después de todo, él nació con el béisbol en sus venas.

-- publicidad --