Vicepresidencia capacita 3, 000 personas a través Escuelas Vocacionales de las Fuerzas Armadas

33

SANTO DOMINGO.-La vicepresidenta de la República y coordinadora del  Gabinete de Políticas Sociales, doctora Margarita Cedeño de Fernández; y el ministro de Defensa, almirante Sigfrido Pared Pérez, acordaron hoy en Palacio Nacional reforzar las acciones formativas que realizan las Escuelas Vocacionales de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional en favor de los beneficiarios del programa Progresando con Solidaridad (Prosoli), lo que ha permitido, hasta el momento, capacitar en oficios  técnicos a tres mil personas de escasos recursos.

Mediante la firma de un acuerdo la Vicepresidencia de la República y el  Ministerio de Defensa se comprometen a aunar esfuerzos para combatir  la pobreza mediante la capacitación técnico laboral de beneficiarios de  Prosoli, lo que permitirá a estos integrarse a la vida productiva y  mejorar sus ingresos; al tiempo que se promueve la autogestión  comunitaria y se incide en la disminución del desempleo en el país.

Durante el acto, la vicepresidenta Cedeño de Fernández reiteró su compromiso de apoyar a las familias Progresando con Solidaridad con ese tipo de acciones, para que puedan generar el capital humano que requieren para que sean entes productivos, y que puedan así reducir su condición de pobreza extrema.

“Lo que se trata es que las personas que están participando de Progresando con Solidaridad tengan las capacidades suficientes a través de esta formación técnico vocacional para generar sus propios  ingresos, para que puedan hacer sus seños realidad de emprender sus propios negocios, y que puedan insertarse de manera eficiente en el mercado laboral o en el mercado productivo”, sostuvo.

Dijo que en este año se están formando 550 personas en las Escuelas Vocaciones de las Fuerzas Armadas solo en las provincias de El Seibo y Hato Mayor, y que ya tres mil han sido capacitadas en diferentes disciplinas en todo el país.

Abogó por crear sinergia entre instituciones públicas y privadas para  focalizar las acciones dirigidas a mejorar la vida de los más  necesitados, a través de la formación y otras iniciativas, que tiendan a reducir la pobreza en el país.

De su lado, el ministro de Defensa señaló que la firma del convenio es de vital importancia para el desarrollo nacional, al considerar que los países que fortalecen la parte técnico vocacional son aquellos que podrán desarrollarse.

“Qué bueno que hemos firmado este convenio con la señora Vicepresidenta, pues con su plan a través de las políticas sociales del Gobierno, se puede ubicar exactamente en qué lugares se requiere las capacidades vocacionales para focalizar nuestros esfuerzos para lograr esos objetivos”, indicó.

Sobre el acuerdo

A través del acuerdo más beneficiarios de Prosoli recibirán las clases en las instalaciones de las Escuelas Vocacionales de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, cuyo director, el contralmirante Ramón Gustavo Betances Hernández, también rubricó el acuerdo, junto a la directora general de Prosoli, doctora Altagracia Suriel. A demás podrán recibir entrenamientos en lugares designados por el Gabinete en caso necesario.

El acuerdo establece la disposición de unidades móviles para llevar la capacitación de manos de especialistas de cada área a las comunidades de incidencia de Prosoli. La Dirección General de las Escuelas Vocacionales opera aulas móviles en varias provincias y barrios marginados de la capital para contribuir a disminuir el índice de criminalidad y delincuencia en dichas poblaciones.

Las instituciones promoverán cursos tendentes a crear capacidades que faciliten el proceso de autogestión de los participantes, su acceso al empleo o al desarrollo de las microempresas.

La dirección de las Escuelas Vocacionales y Gabinete Social  identificarán las necesidades de capacitación de las personas residentes en las comunidades vulnerables y en aquellas en las que operan los Centros Tecnológicos Comunitarios (CTC).

El Gabinete Social (que sirve como agente catalizador y promotor de  programas y proyectos que dan repuesta a las necesidades apremiantes de  los sectores de salud, educación, mujer, familia y desarrollo social  sostenible) y las Escuelas Vocacionales (que tienen como visión contribuir con los planes de desarrollo nacional, aportando técnicos en todas las aéreas que contribuyan al progreso del país, garantizando, a través de la capacitación, oportunidad de empleo que permita a los  individuos la superación socioeconómica) entienden necesario, para el  incremento de la productividad, que la fuerza laboral del país sea capacitada en los oficios y ocupaciones vigentes en los distintos niveles del empleo, a través de procesos formativos, continuados, sistemáticos y permanentes.

La vicepresidenta de la República dijo que a través de la firma se eleva las competencias logra la capacitación de los miembros de las familias Progresando con solidaridad para lograr un mejor capital humano y mejor capital social.

-- publicidad --