Vejiga hiperactiva, una enfermedad crónica que afecta más mujeres

Vejiga hiperactiva, una enfermedad crónica que afecta más mujeres

Vejiga hiperactiva,  una enfermedad crónica que afecta más  mujeres

Los niveles elevados de colesterol y triglicéridos empeoran los síntomas urinarios.

SANTO DOMINGO.-La vejiga hiperactiva, es la enfermedad que disminuye la capacidad de la vejiga para almacenar la orina y se manifiesta con síntomas de urgencia urinaria, incontinencia urinaria de urgencia y aumento de la frecuencia urinaria.

De acuerdo a Merycarla Pichardo, especialista en urología funcional y piso pélvico, esta enfermedad crónica no tiene cura, pero se controla con los tratamientos, los cuales deben ser de por vida.

“Para el 2018 el 20 % de la población mundial padecía de vejiga hiperactiva. Se espera que esta cifra continúe en ascenso a médica que la expectativa de vida siga aumentado”, sostuvo.

Pichardo, quien es miembro del grupo multidisciplinario Urus, dijo que la sintomatología de esta afección va desde urgencia urinaria (sensación de que si no va rápido al baño se le podría salir la orina), incontinencia urinaria de urgencia (escapes de orina porque no te da tiempo de llegar al baño por un deseo urgente de orinar) y aumento de la frecuencia urinaria (cantidad de veces que se va al baño a orinar).

Síntomas de urgencia
En este sentido aclara que cuando se tiene síntomas de urgencia, incontinencia de urgencia combinado con aumento de la frecuencia urinaria se debe estar seguro de que no existe infección en la orina haciendo examen de orina y uro cultivo.

Agrega: “Hay que revisar medicaciones que puedan afectar el funcionamiento de la vejiga como los diuréticos, antidepresivos, medicamentos para la ansiedad, medicación adelgazante, energizantes.

El examen físico por un médico conocedor del tema es fundamental para poder asegurarnos de que no existen anormalidades que puedan estar causando los síntomas. Con esto es suficiente para tener un diagnóstico inicial e iniciar tratamiento tomado”.

La doctora explica que la mayor parte de los casos no tienen causa específica, que es lo que se conoce como vejiga hiperactiva idiopática, aunque es más frecuente en mujeres también puede afectar a los hombres y niños y el riesgo de padecerla aumenta con la edad.

Hay pacientes que tienen mayor riesgo y predisposición entre ellos diabéticos, obesos, mujeres después de la menopausia y luego de radioterapia de la pelvis.

Indica que las enfermedades neurológicas pueden causar vejiga hiperactiva, y se conoce como vejiga hiperactiva neurogénica.

Línea de tratamientos
La especialista afirma que el tratamiento inicial va enfocado a la disminución de alimentos que irritan la vejiga como son la cafeína (café, té, chocolate, bebidas carbonatadas, refrescos de cola) y picante. Pero si no hay mejora de los síntomas con estos tratamientos se recomienda iniciar tratamiento con medicamentos llamados antocolonergicos.

Refiere que un porcentaje importante de los pacientes no mejora con estos tratamientos y en esos casos se recomiendan las terapias de tercera línea, que consisten en la aplicación de Botox en la vejiga y la Neuromodulación.

Los cambios alimentarios pueden ayudar a controlar la urgencia para orinar y la frecuencia.

Estudio urodinámico

— Diagnóstico
Cuando no hay mejora de los síntomas con medicación se necesita hacer un estudio urodinámico para confirmar el diagnóstico. Este estudio evalúa el funcionamiento de la vía urinaria.



Erika Rodríguez

Erika Rodríguez

Noticias Relacionadas