Veda a tiburón busca preservar población

35

Santo Domingo.-La prohibición a la pesca y comercialización de tiburones y otros peces por parte del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales se sustenta en una disminución en la población de estas especies que habitan en aguas dominicanas.

La merma de esta población se debe al surgimiento de la demanda de productos de tiburón -especialmente aletas- para su consumo, por lo que dicha veda busca aumentar el número de estas especies que se encuentran en un proceso agudo, explicó Ydalia Acevedo Monegro, viceministra de Recursos Costeros y Marinos.

El consumo de aletas de tiburón, principalmente en los países asiáticos, se atribuye a la falsa creencia de que poseen propiedades curativas y afrodisiacas, de las cuales no existen pruebas científicas.

A esto se suma que poseen una reproducción lenta, por lo que la tasa de reclutamiento de nuevos individuos a las poblaciones es baja, razón por la cual ellos no pueden restablecer sus niveles poblacionales con rapidez.

De acuerdo a los informes del Departamento de Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente, la zona del país en la que se reporta mayor número de caza, venta y exportación de aletas de tiburón es en la costa norte, principalmente en María Trinidad Sánchez, Loma de Cabrera, Samaná, Puerto Plata y Montecristi.

Equilibran el ecosistema

De su lado, el biólogo Nelson García, del Departamento de Biodiversidad, explicó que en la cadena alimenticia los tiburones ocupan la escala mayor, por ser animales que se alimentan de organismos de la escala menor, manteniendo el equilibrio en el ecosistema. Agregó que en aguas dominicanas habitan unas 37 especies, de las cuales ocho son las más capturadas.

“Estos peces son depredadores cerca del tope superior de sus cadenas alimentarias marinas y regulan las poblaciones de las especies por debajo de ellos.

El agotamiento masivo de los tiburones tiene efectos negativos en todo los ecosistemas de los océanos”, dijo el experto.

Entre las especies más capturadas en el entorno costero dominicano se encuentran el tiburón tigre (Galeocerdo cuvier); limón (Negaoprion brivirrostris); gata (Glinglymostoma cirratun); puntas negras (Carcharhinus limbatus); tiburón de arrecife Carcharhinus perezii); toro (Carcharhinus leuca); tiburón azul ( Prionacea glauca), entre otras especies.

Pez loro es imprescindible en los corales

La viceministra de Recursos Costeros y Marinos, Ydalia Acevedo Monegro, advirtió que la prohibición de la pesca del pez loro y erizos busca tratar de estabilizar la población de estas especies, las cuales habitan en los corales.

“Los peces loro se alimentan de algas, las cuales cubren el coral y lo blanquean, afectándolo gravemente.

Estas especies están desapareciendo y por tanto, están creciendo las algas en los corales, por lo que se busca estabilizar esa población”, explicó Acevedo Monegro al ser entrevistada por reporteros de EL DÍA.

La viceministra indicó que a pesar de que la medida afectará a muchos pescadores, se hace necesario buscar medidas compensatorias y alternativas para preservar los recursos.

-- publicidad --