Vaya al banco a través de su teléfono móvil

Vaya al banco a través de su teléfono móvil

Vaya al banco a través de su teléfono móvil

¿Se olvidó la billetera y son cuatro pisos hasta su departamento en Shanghái? No se preocupe. Tiene un teléfono inteligente. Si abre WeChat de Tencent Holdings, el Twitter chino que crece a pasos acelerados, e ingresa en las versiones chinas de PayPal, E*Trade, Uber, Amazon y TripAdvisor, encontrará todo en una sola aplicación, informa la revista Bloomberg Markets en su edición de octubre.

Pida y pague un taxi y luego reserve un restaurante donde pueda compartir la cuenta electrónicamente con un amigo. Si le quedan unos minutos, transfiera dinero a un fondo de inversión gestionado por el gigante del comercio electrónico Alibaba Group Holding. ¿Ve un cartel de un nuevo estreno cinematográfico? Sáquele una foto y deje que el motor de búsqueda Baidu encuentre un cine y le compre las entradas para una función más tarde esa noche.

La innovación financiera está burbujeando en todo el mundo, pero es en China donde la banca, la inversión y los préstamos digitales son moneda corriente.

Las empresas de tecnología que cuentan con aplicaciones financieras son un desafío para los bancos y otros intermediarios en un mercado con 1,300 millones de personas y US$7,8 billones de depósitos.

WeChat de Tencent (llamado Weixin en chino), el brazo Alipay de Alibaba, y Baidu están liderando el camino con billeteras digitales que les permiten a los consumidores manejar su dinero a través de sus teléfonos.

“La innovación financiera se está discutiendo en todas partes: en Nueva York, Londres, San Francisco, Hong Kong”, dice Zennon Kapron, director gerente de la consultora Kapronasia con sede en Shanghái . “Pero China continental es donde ha pasado a la acción y está teniendo un impacto.
Lo que estamos viendo aquí es el futuro de la banca global”.

Las oportunidades

La banca tradicional en China es rígida, retrasada e ineficiente, lo que crea enormes oportunidades para las empresas ágiles del sector tecnológico como Alibaba y Baidu.

Los grandes bancos estatales otorgan algunos préstamos a los consumidores y a las empresas privadas, pero por lo general prefieren otorgar préstamos a empresas estatales que proporcionan garantías gubernamentales implícitas.

Para los consumidores, los bancos del gobierno ofrecen tasas bajas de interés en cuentas de ahorro, por lo que los nuevos fondos en línea y productos financieros con tasas más altas resultan atractivos.

Las operaciones bancarias pueden ser tan problemáticas en China que los consumidores tienden a rechazar los cheques personales y, en cambio, cargan sus billeteras de billetes de 100 yuanes (US$16), el billete más grande de China.

“Las ineficiencias de los bancos estatales chinos explican la innovación proveniente del sector privado”, dice Duncan Clark, un ex banquero de inversión de Morgan Stanley que fundó y dirige BDA China, una empresa de consultoría de tecnología con sede en Beijing.

Revolución digital

Kapron, que vivió en Shanghái durante 11 años, experimentó la revolución digital de primera mano.
“En 2004, cada vez que tenía que pagar mi alquiler, iba al banco, hacía la fila, retiraba mi renta en efectivo, la llevaba caminando hasta el banco del propietario de mi casa, sacaba un número, hacía la fila, y luego depositaba el dinero en su cuenta. Hoy en día, pago mi alquiler con Alipay de Alibaba. Invierto usando WeChat de Tencent, y compré un fondo de inversión de Baidu.

El paisaje ha cambiado completamente”. Kapron se encuentra entre los 390 millones de personas en China que se han registrado para utilizar la banca móvil. Eso es más que la población de los Estados Unidos y el 40 por ciento de las personas en el mundo que hacen operaciones bancarias por teléfono, según la consultora Accenture.

Por: Shai Oster

 



Avatar

Bloomberg

Noticias Relacionadas