Vamos a sacar cuentas

Vamos a sacar cuentas

Vamos a sacar cuentas

José Miguel de la Rosa

Por ejemplo, qué pasó con el 70% de la militancia del Partido Revolucionario Moderno que la gente del expresidente Hipólito Mejía aseguraba había inscrito, y por eso decían que ganarían las primarias de forma abrumadora a Luis Abinader? ¿Qué tan real son, o eran las más de dos millones de personas que el proyecto de Leonel Fernández había registrado en una base de datos, y de lo que presumían, por lo que ganarían las primarias y las elecciones presidenciales de mayo 2020?.

Claro, no se esperaba que votaran los dos millones de simpatizantes, pero tomando en cuenta que la diferencia entre Leonel y Gonzalo no fue amplia, es evidente que con unos cuantos votantes más de esos dos millones, la victoria de Leonel hubiera sido holgada, pero no fue así.

Pero no se termina ahí, faltan las firmas encuestadoras, que la mayoría ofreció resultados distantes de la realidad. Algunas con unos porcentajes extremadamente elevados, que tan solo de verlos no inspiran ninguna credibilidad ni para los beneficiados.

La encuestadora PolNav publicó datos en los que el expresidente Fernández tenía un 57.5% y 39% Castillo: según Asisa, Leonel ganaría con el 69.3% y Gonzalo obtendría un 29.4%.

Otra como Sigma Dos daba a Gonzalo un 39.2% y un 32% a Leonel, mientras que la CID Latinoamericana arrojaba que Castillo ganaba con el 58% contra un 42% de Leonel. Y así otras en las que ninguno de los dos pasaba del 45%, pero oh sorpresa, ninguna acertó y aparentemente engañaron a mucha gente.

Otras proyecciones que no acertaron fueron la del triunfo arrollador que pronosticó Leonel Fernández cuando salió de votar, y la del presidente Danilo Medina cuando levantó la mano a Gonzalo Castillo el día del acto de cierre de campaña en la capital, donde el Mandatario dijo que Gonzalo estaba cinco puntos por encima de su principal oponente. Y así surgieron una serie de proyecciones que no se dieron.

Paradójicamente, los dos candidatos a la presidencia que salieron ganadores, Luis Abinader y Gonzalo Castillo, fueron los que menos se alardearon de estar ganados, y siempre mantuvieron un discurso pacífico y de unidad que luego de haber ganado mantienen.

Parece que todos se equivocaron o todos estaban mintiendo, y eso no les deja bien valorados en una sociedad que cada día cree menos en la clase política, que se ha caracterizado por estructurar discursos en base a las mentiras.



José Miguel de la Rosa

José Miguel de la Rosa

Etiquetas

Noticias Relacionadas