Lunes, 26 de agosto, 2019 | 1:28 am

Usuarios denuncian precariedades en servicios ofrece la JCE en el Distrito Nacional

Las personas son atendidas en una carpa habilitada en el patio de la Junta en el Centro de los Héroes. Foto tomada de un vídeo.
Las personas son atendidas en una carpa habilitada en el patio de la Junta en el Centro de los Héroes. Foto tomada de un vídeo.


SANTO DOMINGO.-Usuarios del servicio que ofrece la Junta Electoral del Distrito Nacional que funciona en el Centro de los Héroes (antigua Feria) calificaron como ineficiente el servicio que ofrece esa dependencia.

Al lugar acuden cada día cientos de personas, incluidos envejecientes, en busca de actas de nacimiento legalizadas. Allí son atendidos bajo carpas improvisadas en el patio, debido a que dentro del edificio no hay condiciones para trabajar, ya que el aire acondicionado no funciona.

Lo que se supone debería durar unos cuantos minutos tarda entre una y tres horas, dijeron algunos de los quejosos.

“Esto es inhumano, aquí hace demasiado calor”, manifestó Ramón Canario a periodistas de El Día.

De su lado, Miriam Toribio, quien estaba acompañando a su madre, dijo que pagó 500 pesos por una acta legalizada y que llevaba tres horas debajo de la carpa esperando que le entregaran el documento.

Wendy Batista, quien está a cargo de la entrega de actas legalizada, explicó que los acondicionadores de aire de las oficinas están dañados desde hace semanas y eso ha obligado a ofrecer el servicio bajo carpas.

En la regional del DN se entregan cada día un promedio de tres mil actas de nacimiento legalizadas, la mayoría de las personas acuden desde tempranas horas de la mañana en busca del documento, muchos vienen desde otras provincias.

Empleado de la Junta intenta agredir a periodista de El Día

Un empleado de la Junta Electoral del DN intentó despojar de su carnet de prensa a la reportera Yanet Féliz, de El Día, cuando esta conversaba con usuarios del servicio debajo de la carpa que opera como oficina.

Fue necesaria la intervención de varios usuarios presentes y un militar que custodia el lugar para evitar que el empleado agrediera a la periodista en su afán por despojarla a la fuerza de su carnet de prensa.

Ramón Canario: “Esto es inhumano”