Una reflexión

111
Periodista Luis García

El inventor estadounidense Philip Danforth Armour dijo que “no hay sendero que lleve a una persona a hacer carrera más rápidamente y a crearse una buena reputación que la destreza del buen orador”.

Lo importante es hacerlo con la debida prudencia, porque siempre hay tiempo para soltar las palabras, pero no para retirarlas.

-- publicidad --