Sábado, 21 de septiembre, 2019 | 12:19 pm

Una reflexión



“No existe nada más hermoso que la manera en la que el mar se rehúsa a dejar de besar la costa, no importa cuántas veces sea enviado de regreso”, dijo la poetisa estadounidense Sarah Kay.

El mar constituye un buen ejemplo para darle sentido a la vida.

La tragedia del hombre moderno no es que sabe cada vez menos sobre el sentido de su propia vida, sino que tampoco se preocupa para la remediación de esa situación.

Luis Garcia

Publicidad