Lunes, 16 de septiembre, 2019 | 4:03 am

Una reflexión



El escritor, matemático y filósofo británico Bertrand Rusell afirmó que “el amor es sabio y el odio tonto”. El amor abre el campo del espíritu para el crecimiento de las personas en el camino de la felicidad, un estado de ánimo que no viene prefabricado, sino que se construye de tus propias acciones cuando se transforman en principios orientadores hacia el bien.

Publicidad