Domingo, 18 de agosto, 2019 | 12:10 pm

Una reflexión



El orador motivacional estadounidense Jim Rohn dijo que “la disculpa es el puente entre metas y logros”. Nunca es tarde para pedir perdón, ya que muchas veces el orgullo y el resentimiento nos pueden ganar; pero es de sabios el reconocimiento de los errores.

Resulta innegable que cometiendo errores jamás podremos alcanzar las metas deseadas, y ante el fracaso, las disculpas no valen nada.