Un primer paso hacia el futuro

140
Hugo López Morrobel

La designación de Ramón De Jesús, como el primer árbitro dominicano en Grandes Ligas, es el punto de partida para que en pocos años otros compatriotas, escalen ese mismo peldaño porque contrario a lo que muchos creen, y a las ácidas críticas que reciben por su desempeño en el torneo de invierno, estos han mejorado sustancialmente su capacidad para impartir “justicia” en el terreno.

De Jesús trabajó su primer partido de Grandes Ligas en 2016 como reemplazante de las menores, pero su excelente labor de ahí en adelante, fue tomada en cuenta, por lo que su promoción a Grandes Ligas, no debe sorprender.

Esta designación tendrá que constituir un excelente aliciente para los demás árbitros dominicanos que trabajan en diferentes ligas del béisbol organizado.

Precisamente, las Grandes Ligas está haciendo esfuerzos para expandir su influencia en grandes mercados de América Latina, dando prioridad a Brasil y Colombia.

De Jesús ha dado el primer paso, ahora los demás colegas dominicanos deben tomar consciencia de que con tenacidad y capacitación se pueden lograr los objetivos.

RADARES.- Cuando no se saben asimilar los triunfos, se fracasa a la velocidad del rayo. El púgil Sergey Kovalev fue apresado borracho conduciendo un bólido sin control… El coronavirus tiene el deporte mundial al coger el vuelo.

-- publicidad --