Jueves, 22 de agosto, 2019 | 4:52 pm

Un panorma bien complejo



Es bien sabida la complejidad del proceso electoral que se avecina, con la responsabilidad inmediata por parte de los partidos políticos de cumplir con el mandato de la Ley de Partidos y de la Ley Electoral en cuanto a la selección de sus candidatos al Congreso y las alcaldías.

Existen plazos por cumplirse y reglas que no pueden violarse, como era práctica del pasado.

Sin embargo, existe en la Ley de Partidos una disposición de que las cúpulas partidarias pueden reservarse el 20 por ciento de las candidaturas, es decir más de 800 de las más de 4 mil que habrán de postularse para los comicios municipales de febrero y los congresionales de mayo.

Esto, desde mi punto de vista, coarta la posibilidad de jóvenes relevos con aspiraciones a preparar un proyecto político, que tendrán que postergar sus iniciativas doblegados por la lucha de intereses entre los líderes.

Este es el interés que muestra la tendencia del expresidente Leonel Fernández para llegar a un acuerdo con el grupo del presidente Danilo Medina, para que el Partido de la Liberación Dominicana pueda “repetir” con los mismos 104 diputados, 26 senadores y 12 alcaldes titulares que tiene la organización, lo que podría allanar negociaciones dentro de la convulsa situación interna. Sin embargo, estas reservas las establece la ley, lo que debe ser modificado.

En los partidos hay que fomentar la democracia y evitar que los líderes cuadren las candidaturas sin importar que no fluya un relevo que necesita el país, principalmente de jóvenes que reclaman un espacio en las instancias de poder.

El panorama electoral venidero es preocupante y complejo, y la Junta Central Electoral trabaja contra el tiempo y obligada a cumplir el mandato de la ley.

Publicidad