Un pacto que impacta a todos

135
Hugo López Morrobel

La tremenda carencia de buenos lanzadores ha provocado una explosión de jugosos contratos a los pocos que en las últimas temporadas han exhibido talento.

Sin embargo, se ha producido una sobrevaloración en otorgar salarios nunca antes imaginados, por el volumen en dinero y el tiempo de duración de los pactos.

Hay mercados, y lo saben perfectamente los agentes de los jugadores, que requieren en sus alineaciones a jugadores de alto calibre, conscientes de que el dinero fluirá por montones.

Los Yanquis es el equipo que más dinero genera en Grandes Ligas, y sus actuaciones han sido muy pobres en la última década, porque el fanático “ yanquista” no se conforma solo con estar presente en los playoffs, sino que quiere ganar la Serie Mundial.

La desesperación por lograr otra corona a la mayor brevedad fue el factor que primó en contratar al lanzador Gerrit Cole por nueve años y una cifra récord de 324 millones de dólares.

Los Mulos, en pocas horas dejaron atrás a los campeones Nacionales de Washington, que firmaron por siete años y 168 millones a Stephen Stasburg .

Cole ha tenido excelentes actuaciones en las últimas dos campañas, con 15-5 y efectividad de 2.88 en 2018, y en 2019, 20-5 y 2.50 en carreras permitidas, además, lideró Grandes Ligas con 326 ponches.

Todo eso, como es natural, colocó sus bonos por las nubes. Insisto en que podrá tener otros tres años con buenas actuaciones, pero Cole tiene 29 años, lo que significa que el pacto estará vigente hasta que cumpla 38 años, edad en que casi ningún pelotero, pero en especial lanzador, está en capacidad de tener actuaciones de primer nivel. Esperemos.

-- publicidad --