Jueves, 21 de marzo, 2019 | 3:42 am

Un masivo incendio en el casco antiguo de Dacca dejan al menos 70 muertos

El infierno que se desató anoche en el barrio de Chawkbazar de la capital bangladesí se prolongó durante nueve horas, sin que las autoridades locales hayan podido determinar aún el número definitivo de víctimas o desaparecidos.
El infierno que se desató anoche en el barrio de Chawkbazar de la capital bangladesí se prolongó durante nueve horas, sin que las autoridades locales hayan podido determinar aún el número definitivo de víctimas o desaparecidos.


Dacca.- Un masivo incendio en el casco antiguo de Dacca arrasó casi por completo siete edificios, dejando a su paso al menos 70 muertos y 55 heridos, una nueva tragedia en Bangladesh que vuelve a sacar a la luz las precarias condiciones de seguridad.

El infierno que se desató anoche en el barrio de Chawkbazar de la capital bangladesí se prolongó durante nueve horas, sin que las autoridades locales hayan podido determinar aún el número definitivo de víctimas o desaparecidos.

Es previsible que la cifra aumente conforme los bomberos avancen en la búsqueda y rescate bajo los escombros.

El incendio comenzó a primera hora de la noche del miércoles en un edificio de cinco plantas conocido como Mansión Haji Wahed, en el que se encontraba un almacén de productos de plástico y que horas después de ser arrasado por las llamas empezaba a tambalearse, mientras el fuego se extendía a los edificios adyacentes.

Las llamas se propagaron con rapidez por varias tiendas y restaurantes de la abarrotada zona de la ciudad, cuando buena parte de las personas que residen en esta área ya se habían acostado.

El incendio comenzó a primera hora de la noche del miércoles en un edificio de cinco plantas conocido como Mansión Haji Wahed, en el que se encontraba un almacén de productos de plástico y que horas después de ser arrasado por las llamas empezaba a tambalearse, mientras el fuego se extendía a los edificios adyacentes.

El incendio comenzó a primera hora de la noche del miércoles en un edificio de cinco plantas.

“Los contenedores químicos estaban explotando en el piso de arriba y las bolas de fuego golpeaban la carretera, vi cadáveres ardiendo por toda la carretera. Sentí que estaba en una zona de guerra”, relató a Efe Mohammad Salahuddin en su cama del Hospital Universitario de Dacca.

Salahuddin sufrió quemaduras en varias partes del cuerpo, incluyendo la cara, ante las dificultades para escapar del laberíntico barrio, altamente poblado y con calles de apenas tres metros de anchura.

El portavoz de los servicios de bomberos capitalinos, Kamrul Hasan, dijo a Efe que según los últimos datos oficiales “al menos 70 personas han muerto en el incidente”.

En el Hospital Universitario de Dacca ingresaron 55 heridos, de los cuales 18 fueron admitidos en el área de quemados y 37 en el departamento de emergencias, dijo a Efe un portavoz de la sala de control del centro médico, Bacch Mia.

De acuerdo con el cirujano Partha Sankar, nueve de los pacientes que permanecen en el área de quemados están en estado crítico, con quemaduras de entre el 10 % y el 60 % de la superficie de su cuerpo, por lo que “ninguno de ellos se encuentra fuera de peligro”.

“Dimos el alta a dos tras proporcionarles primeros auxilios, otros siete que habían saltado del edificio han sido transferidos a otra unidad del hospital”, concluyó la fuente.

Según la sala de mando de los Servicios de Bomberos, 37 unidades de 31 estaciones participaron en las tareas de extinción del fuego.   Aunque por el momento se desconocen las causas del incendio, los vecinos afirman que el alto número de víctimas era inevitable puesto que el edificio en el que se originó el fuego tenía material inflamable en al menos dos de sus cinco plantas.

El residente Narul Islam explicó a Efe que la planta baja acogía una tienda de plástico granulado y había un almacén de perfumes en el primer y segundo piso, mientras que los superiores eran residenciales.

El ministro de Interior de Bangladesh, Asaduzzaman Khan, aseguró a Efe que se ha “ordenado una investigación. Con suerte se verán pronto los resultados”, dijo, sin aportar más detalles.

El área siniestrada se encuentra cerca de Nimtoli, también en el casco antiguo capitalino, donde en 2010 murieron 124 personas por un incendio similar que se originó en una fábrica de productos químicos.

Bangladesh ha estado durante años bajo el escrutinio por sus precarias condiciones en lo que a seguridad industrial se refiere, con pobres instalaciones de bajo costo susceptibles a incendios y derrumbes.