Un hueso roto…

132
José Báez Guerrero

Recibí un mensaje tan pertinente ante la pandemia que aquí lo copio: Una estudiante preguntó a la antropóloga Margaret Mead cuál era el primer signo de civilización en una cultura. Creyó que diríaque fueron las herramientas o el lenguaje.

Pero Mead opinó que el primer signo de civilización hallado por arqueólogos fue un fémur humano (hueso del muslo) roto y curado. Mead explicó que cualquier animal salvaje muere si se rompe una pierna. No puede huir del peligro, ir al río a beber agua ni buscar comida. Se convierte en cena de depredadores.

Ningún animal sobrevive suficiente tiempo para que un hueso quebrado sane. Unapierna rota curadasignifica que otra persona trató la herida, alimentó y cuidó al accidentado hasta que se recuperó. Mead señaló que “ayudar a otro a superar una dificultad es el inicio de la civilización”.

Cuando servimos a los demás, en este súper moderno mundo digitalizado, apenas imitamos a esos primitivos humanos primigenios. Seamos civilizados ante el Coronavirus, aunquenoestemos en grupo de riesgo.

-- publicidad --